Según la versión oficial, 10 kilos de cocaína serían trasladados a Lisboa por la aerolínea TAP, suspendida durante 90 días por el gobierno de Maduro.

En lo que podría entenderse como un episodio más, en la escalada de tensiones entre los gobiernos de Portugal y de Venezuela, el Fiscal General designado por la constituyente, Tarek William Saab, denunció que habría un red que enviaba drogas a ese país, desde Venezuela, “con una frecuencia quincenal”.

Saab, detalló que los ocupantes del vehículo no solo no se detuvieron, sino que entraron en un edificio, donde fueron alcanzados por los funcionarios de la FAES, como expresa su denuncia.

Dos personas fueron detenidas en este procedimiento.

Según la versión oficial, la droga sería transportada por la aerolínea TAP.

Saab exhortó a las autoridades a investigar la presunta complicidad interna en el aeropuerto de Lisboa para que los estupefacientes sean transportados “sin que hasta el momento hayan sido detenidos”.