Señalan que, aunado a la nueva tarifa, también tienen el problema del efectivo y varias veces han tenido que usar el Metro por falta de dinero

Muchos usuarios subrayaron que este nuevo incremento les ha afectado, puesto que el sueldo no les alcanza para pagar el pasaje de la semana y que también hay algunos transportistas que aumentan el precio, más de lo establecido por la ley, y esto es un golpe severo para su bolsillo.

Aseguraron que aunque entienden que debe haber un incremento por la subida del dólar, el pasaje siempre va en aumento mientras que el salario mínimo no y que con el persistente problema del efectivo deben buscar otras opciones para desplazarse.

Por otra parte, los chóferes declaran que este incremento del pasaje les ha servido poco, pues no les alcanza para el mantenimiento de las unidades ya que el costo de las piezas y repuestos es en dólares. Algunos declararon que aunque sí han visto una diferencia es bastante mínima en comparación a los gastos de mantenimiento y los gastos personales.

Algunos chóferes proponen que, para tener una ganancia y poder ocuparse de los gastos de mantenimiento de los autobuses, el pasaje debería ser de 0.20 centavos de dólar en rutas cortas.