Entre choferes, socios y colectores son unas 5 mil personas, calcula Pedro Jiménez, representante del Bloque Suroeste

El sector transporte del área metropolitana de Caracas comenzó su censo para la vacunación contra la COVID-19, confirmó este jueves Pedro Jiménez, representante del Bloque Suroeste.

El miércoles 16 de junio los dirigentes se reunieron con representantes de Fontur y acordaron elaborar las listas para incluir a los transportistas en la vacunación, detalló Jiménez en un contacto telefónico con contrapunto.com. Cada bloque tiene la responsabilidad de coordinarlo.

Entre choferes, socios y colectores son unas 5 mil personas. Para protegerse del virus “cada quien está haciendo malabares, tratando de cuidarnos con guarapos y con el cuidado de las unidades. Estamos aplicando las medidas preventivas y eso nos ha ayudado a mantener el índice bajo”.

Aunque no les pusieron un plazo los conductores se propusieron hacerlo lo más pronto posible. Serían inmunizados con la vacuna rusa o la china, dependiendo de la disponibilidad, precisó Jiménez.

Según sus datos en el área metropolitana han fallecido menos de 10 transportistas por COVID-19.

Como dirigente del sector Jiménez subrayó que, si bien la COVID-19 es un problema, la mayor dificultad es la escasez de combustible. “Estamos trabajando a 50% de capacidad”, aseguró, porque cada unidad carga, trabaja uno o dos días y luego debe volver a las colas para poder surtirse de nuevo. En el área metropolitana hay ocho estaciones de servicio priorizadas para los transportistas y Pdvsa ha mantenido la dotación, destacó.

Los conductores reiteraron su solicitud a Pdvsa de que se prioricen 64 estaciones de servicio a escala nacional para el transporte público, y que el control esté en manos de Fontur y los propios choferes. La Fuerza Armada solo quedaría para la seguridad, fuera del manejo del combustible. “Mientras esto no se supere vamos a seguir pasando penurias y viviendo una situación caótica”, advirtió.