El cierre del Metro de Caracas, a partir de este lunes 22 de junio fue anunciado el sábado en la noche por integrantes del gobierno del mandatario Nicolás Maduro. Los voceros afirmaron que esta medida buscaba frenar la movilización de personas, y así, controlar la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2.

No obstante, esta medida no necesariamente va a ayudar a combatir la enfermedad. La aglomeración de personas para acceder al transporte superficial puede ser una experiencia tanto o más peligrosa que el subterráneo.

El cierre del Metro no tiene ningún valor, porque puedes tener el Metro abierto con las medidas necesarias, señala Enrique Montbrun, médico experto en desastres. Esas medidas son el distanciamiento y la mascarilla, además del lavado de los espacios.

Los integrantes de la organización Familia Metro también criticaron el cierre del Metro de Caracas. Alberto Vivas, vicepresidente de Familia Metro, expresó que más riesgo de contagio hay en las paradas de transporte superficial, que en los trenes.

En la transmisión del virus es muy importante la cantidad. Por eso, los expertos insisten en el riesgo de los espacios cerrados.

Este lunes en la noche, el Ministro Jorge Rodríguez informó que el sistema abrirá sus puertas a partir del martes 23 de junio, aun cuando no especificó cuántas estaciones ni el horario.