A inicios del año 2021 el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), asegura que en Venezuela se han producido en 2020 casi 12.000 muertes violentas. El reporte, divulgado el martes (29.12.2020), cifra en 11.891 los decesos causados por acciones criminales

Este lunes, el Observatorio Venezolano de Seguridad Ciudadana, dirigido por Jesús Escobar, aseguró en una transmisión en el canal del gobierno de Nicolás Maduro, Venezolana de Televisión, que en Venezuela la tasa de homicidios se ha reducido un 77% en el año 2020.

Además de eso, afirmó que otros de los delitos que han disminuido son: lesiones personales con 37,6 por ciento, hurto 39,6 %, robo 27,1 %, hurto de vehículo 48,6 %, robo de vehículos 57,8 %,  secuestro 23 % y violación 30,3 %. 

“Cuando comparamos el comportamiento estadístico de la incidencia delictiva de 2019 con respecto a 2020, tenemos una reducción de casi 40 por ciento”, resaltó. 

EN ese sentido, Escobar atribuye la disminución de los diferentes delitos a la existencia y acción de los Cuadrantes de Paz, que abarcan áreas terrestres urbanas y rurales, así como áreas marítimas, lacustres y fluviales en todo el territorio nacional, en donde intervienen la Guardia Nacional Bolivariana, todos los cuerpos de policía nacional, estadal y municipal; y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).  

Sin embargo, a inicios del año 2021 el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), asegura que, en Venezuela se han producido en 2020 casi 12.000 muertes violentas. El reporte, divulgado el martes (29.12.2020), cifra en 11.891 los decesos causados por acciones criminales, lo que da una tasa de 45,6 por cada 100.000 habitantes.

La violencia además “ha sido 11 veces más letal que la epidemia” del coronavirus, dijo Roberto Briceño-León, presidente del OVV, citando una estadística de 4 personas muertas por COVID-19 por cada 100.000 habitantes en el país, un total de 1.018 fallecidos reconocidos oficialmente. La cifra  de muertes violentas representa una disminución en comparación con 2019, pero aún es mucho mayor a la media mundial y de la región.

La ONG registró 16.506 muertes por causas violentas, lo que arrojó una cifra de 60,3 por cada cien mil habitantes. Entre los casos de 2020, hubo 4.231 personas (35,5 %) que fallecieron en lo que se llama “resistencia a la autoridad” (a manos de la Policía), 4.153 homicidios y 3.507 muertes que están en averiguación que, según aclaró el director del OVV, son “muertes claramente violentas”, a juicio del Observatorio.