Dos veces su camino y el de Hugo Chávez se unieron en una encrucijada. Una vez -el 4 de febrero de 1992- no pudo cumplir la misión encomendada por Chávez. La segunda decidió apoyar al presidente que la oposición derrocó el 11 de abril de 2002. En 2016 garantizó que la oposición tomara posesión de la Asamblea Nacional. En 2015 sus imágenes con el líder cubano Fidel Castro recorrieron el mundo

Probablemente antes de 2014, hablar de Vladimir Padrino López era dibujar un gran signo de interrogación, aun cuando los estudiosos del mundo militar sabían quién era este hombre vinculado con Hugo Chávez, desde los inicios del movimiento bolivariano. El escritor colombiano Gabriel García Márquez diría que es un géminis que le ha hecho honor a su nombre, porque Vladimir Padrino López es un individuo escindido en dos ante cada decisión trascendental. Su más reciente declaración lo envolvió en la polémica, porque al referirse a la oposición liderada por Juan Guaidó aseguró que, nunca serán poder político en Venezuela mientras exista una Fuerza Armada como la del presente.

Nadando entre dos aguas se encontró Padrino López el 4 de febrero de 1992, cuando Hugo Chávez se convirtió en la esperanza del “por ahora” luego de fracasar en una insurgencia contra el gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez. Diez años después también se encontró en una situación dilemática, cuando un golpe de Estado sacó a Chávez del poder. Y si las declaraciones de los voceros de la Administración Trump son ciertas, estuvo cerca -o al menos, en conocimiento- del alzamiento del 30 de abril de 2019, liderado por Leopoldo López y Juan Guaidó por el sector civil.

Este caraqueño nació el 30 de mayo de 1963. De la Academia Militar egresó en 1984. Estuvo en la tan ampliamente cuestionada por Chávez Escuela de las Américas, en Fort Benning.

El 4 de febrero de 1992, Padrino López debía esperar en la retaguardia para sostener el plan de Chávez, pero el contacto nunca apareció
(https://www.elindependiente.com/politica/venezuela/2019/05/05/vladimir-padrino-lopez-doble-traidor/). Otra historia escribió en 2002, porque el estonces comandante del Batallón Bolívar, se negó a insurgir contra el Chávez presidente.

El general en jefe se ha declarado chavista y es, desde octubre de 2014, es ministro de la Defensa. De los siete años de gestión de Nicolás Maduro, Padrino López lo ha acompañado durante seis; incluso, en el año y medio de disputa institucional con Juan Guaidó.

Desde 2018 pesan contra él las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados y también por el gobierno de Canadá.

Tal vez se recuerda menos que en enero de 2016, y a pesar de todos los malos augurios, Padrino López garantizó que la oposición tomara la Asamblea Nacional (AN), que había conquistado mediante elecciones en 2015. Y no es un detalle menor que el oficial, ya siendo ministro de la Defensa, se reuniera con el líder cubano Fidel Castro en 2015.