El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detuvo al periodista y activista de derechos humanos Luis Carlos Díaz desde el lunes 11 de marzo en la tarde, y estuvo desaparecido hasta la madrugada de este martes, denunció su esposa, la también periodista Naky Soto.

En la madrugada de este martes funcionarios del Sebin se presentaron en la residencia familiar y procedieron a allanarla con Díaz esposado, denunció Soto. “La detención fue arbitraria”, enfatizó. “Le dieron cascazos en la cabeza” durante la aprehensión.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) detalló que, durante el allanamiento, se llevaron teléfonos, computadoras y dinero. Una “Comisión del Sebin allanó la residencia del Luis Carlos Díaz. Se llevaron computadoras, pen drive, celulares, dinero, entre otros. A Díaz le permitieron estar en el allanamiento esposado. Relató en esos minutos que fue golpeado en su detención, a las 5:30 pm”, informó el organismo gremial.

Protesta en el MP

Periodistas y trabajadores de medios de comunicación acudieron este martes a la sede del Ministerio Público (MP) para exigir la liberación de Díaz.

Naky Soto declaró que un comentario del periodista en un programa en internet, emitido el 17 de febrero, fue tergiversado por el oficialismo “para vincularlo con el apagón nacional”.

Denunció que el acta policial de la detención dice que fue aprehendido “en flagrancia”.

Su esposa aseguró que Luis Carlos “no es un hacker, no redacta códigos, no altera códigos”, porque su trabajo es enseñar el mejor uso de redes.

Soto está en tratamiento oncológico por cáncer de mamas, y pese a ello, los funcionarios del Sebin amenazaron con detenerla.