El dengue no suele estar acompañado por síntomas respiratorios. Pérdida del gusto y del olfato son síntomas característicos de la COVID-19

En temporada de lluvia aumentan los casos de dengue. Pero también es época de gripe, y todo ocurre mientras avanza la epidemia de COVID-19. ¿Cómo saber cuál es cuál?

Además hay enfermedades que pueden presentarse juntas, explica la infectóloga Patricia Valenzuela. “Hemos tenido pacientes con COVID-19 y dengue al mismo tiempo”, subraya.

Estas son algunas semejanzas y diferencias entre las tres enfermedades, según Valenzuela y los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos:

-Dengue: Se transmite por la picadura de un mosquito. El periodo de incubación del dengue varía de 3 a 10 días (generalmente es de entre 5 y 7 días). Síntomas: Fiebre, dolor de cabeza con dolor en los ojos, náuseas, vómitos, erupción. No suele estar acompañado por síntomas respiratorios, precisa Valenzuela.

-Gripe: Se transmite de persona a persona. Síntomas: Fiebre, dolor en los músculos, escalofríos y sudoración, dolor de cabeza, fatiga y debilidad.

-COVID-19: Se transmite de persona a persona. Se cree que el periodo de incubación del COVID-19 se extiende a 14 días, con un promedio de 4 a 5 días desde la exposición hasta el comienzo de los síntomas. Síntomas: Fiebre, tos, fatiga, dificultad para respirar, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, diarrea, dolor de garganta. Dos de los síntomas son característicos: pérdida del gusto y del olfato, apunta Valenzuela.