Por la suspensión de vuelos no se dispone en el país del material necesario para el gammagrama, por lo que se recurre al PET, detalló la doctora Anaida Salazar, del Centro Diagnostico Docente Las Mercedes

Los adultos que tienen ciertos tipos de cáncer pueden presentar metástasis en huesos, cuyas principales características son el dolor en los huesos, fracturas, compresión de la médula espinal y altos niveles de calcio en la sangre, entre otros síntomas.

Para determinar la presencia de metástasis ósea se realiza un estudio del PET óseo, que en la actualidad sustituye al gammagrama óseo, a fin de establecer la extensión de la enfermedad y poder definir el tratamiento más adecuado para cada paciente, con la ventaja de que el PET tiene una mejor resolución por lo que la ubicación anatómica es superior.

Por la situación con los vuelos comerciales de carga desde los países productores, no se dispone en el país del Tc99m, que es el material radioactivo con el que se realiza el gammagrama óseo.

Así lo expresa la doctora Anaida Salazar, del Centro Diagnostico Docente, CDD Las Mercedes. Salazar considera que el procedimiento es muy parecido al del gammagrama óseo, dado que al paciente se le inyecta un material radioactivo por vía endovenosa, se espera 45 minutos y luego pasa al equipo en el que se realizará un estudio de cuerpo entero, con el que se obtienen imágenes axiales, coronales y sagitales.

“El material radioactivo 18FNAF tiene afinidad por el tejido óseo pero se fija en mayor cantidad en las zonas donde hay aumento del metabolismo óseo, que es el caso tanto de tumores primarios de hueso como de metástasis en hueso de otros tumores”, observa la especialista.