Con una vacunación masiva contra la COVID-19 se previenen las infecciones, y las que queden serán de menor gravedad, acotó este lunes la viróloga Flor Pujol, investigadora del IVIC.

Ya se está investigando vacunas que incorporan las mutaciones, apuntó en entrevista con Unión Radio.

En el IVIC se ha aislado la variante que circula en el país (la procedente de Brasil), lo que permite la evaluación de productos, el potencial de neutralización de los sueros de pacientes y el suero equino. “Los caballos han recibido varias inmunizaciones, tienen anticuerpos y pronto se pasará a investigaciones clínicas”.

Hay cuatro variantes de preocupación según la OMS: Reino Unido, Sudáfrica, Brasil e India. Las muestras evaluadas en Venezuela indican que solo está circulando la variante de Brasil, acotó.

El coronavirus ha ido acumulando mutaciones asociadas con algunas características, como que son más transmisibles o pueden resistir mejor los mecanismos de defensa del organismo, recordó Pujol.

En un país donde circula una variante es probable que sea esa la que se mantenga, acotó, aunque puede haber cambios.

El problema con las variantes es que pueden infectar a personas que ya tuvieron la enfermedad, como ocurrió en Manaos.

Normalmente la infección confiere inmunidad, pero hay personas que se pueden reinfectar. Con las variantes puede ser que me pueda reinfectar. Hay reportes de dos veces.