El Comisionado para ONU solicita que de las “330.200 pruebas que el régimen se vanagloria de realizar, al menos 324.231 no son realmente confiables para detectar los contagios o tomar decisiones clínicas”

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), informó que las pruebas rápidas que el Gobierno de Nicolás Maduro, realiza para descartar casos de COVID-19 no son del todo certeras, debido a que su fiabilidad es de 80%, informó el Comisionado para la Organización de Naciones Unidas (ONU) designado por la Asamblea Nacional (AN), Miguel Pizarro.

“Es importante señalar que las pruebas rápidas no necesariamente identifican a todos los posibles casos, debido a que tienen una sensibilidad de hasta 80% si las pruebas son realizadas a personas con menos de 5-8 días de haber sido infectadas”, dijo OCHA citada por Pizarro.

El Comisionado para la ONU recordó que hasta el 19 de abril, las autoridades han
reportado haber realizado un total de 336.169 pruebas de diagnóstico de COVID-19, desagregadas en 330.200 pruebas rápidas y 5.969 pruebas PCR.

“Esto significa que de las 330.200 pruebas que el régimen se vanagloria de realizar, al menos 324.231 no son realmente confiables para detectar los contagios o tomar decisiones clínicas. La transparencia en las cifras y el control de casos es vital en estos momentos”, dijo Pizarro.