El médico indicó que la muerte como efecto de vacuna es un fenómeno extremadamente improbable, existe la posibilidad de que sea un epifenómeno (fenómeno accesorio que acompaña al fenómeno principal y que no tiene influencia sobre él)

Una investigación transparente con observadores internacionales fue solicitada este sábado 16 de mayo, tras conocerse la muerte de bebé de 11 meses en el sector el Pedregal de Chacao, luego de ser vacunado.

La solicitud fue realizada por el médico internista infectólogo, doctor Julio Castro, quien también pidió una “autopsia y una investigación epidemiológica (fenómeno accesorio que acompaña al fenómeno principal y que no tiene influencia sobre él) para descartar otras causas con síndrome de muerte súbita”.

Castr, reiteró que la muerte como efecto de vacuna es un fenómeno extremadamente improbable, existe la posibilidad de que sea un epifenómeno, pero solo es posible catalogarlo después de una vez investigación exhaustiva por instituciones y personas con credibilidad.

La jornada de inmunización habría sido realizada por la Gobernación de Miranda, según informó el alcalde del municipio Chacao, Gustavo Duque.

La diputada Delsa Solórzano, indicó que “estos lamentables hechos, que enlutan a Venezuela, ocurren debido a la desidia del régimen usurpador, que pretende que con populismo propagandista va a resolver los problemas del ciudadano. Con ello solo ha causado muerte y dolor”.

Por su parte, la parlamentaria Manuela Bolívar, expresó su preocupación por la falta de información pública y la opacidad por parte del Ministerio de Salud y el gobierno de Nicolás Madur, sobre el esquema de vacunación que están implementando en los niños venezolanos.