El Fiscal General, Tarek William Saab, aseguró que la salida de Directv en Venezuela “es una agresión, ya que según la versión gubernamental , la empresa tomó la decisión debido a la presión impuesta por el gobierno norteamericano”.

“Este ataque se suma a todas las agresiones que buscan dejar al país sin medicinas, sin alimentos, sin combustible y ahora pretenden dejarlo sin televisión”, dijo.

William Saab, sostuvo que el objetivo de esta medida «es hacer sufrir» a la ciudadanía, “generar desestabilización y malestar para los venezolanos”.