Hay desinterés por controlar el negocio lucrativo del paso por trochas de connacionales: venezolanos se ven obligados a pagar en dólares para regresar a su país por caminos irregulares porque no se les permite pasar por los puntos donde sí podrían estarse tomando medidas sanitarias adecuadas, denunciaron

La flexibilización extemporánea de la cuarentena, la emergencia humanitaria compleja que enfrentaba el Zulia, la incapacidad de las autoridades y el ingreso de venezolanos por trochas son las principales razones que han llevado a la entidad zuliana al estado de alarma por la gran cantidad de casos de COVID-19 que ha registrado en los últimos días, plantearon los diputados Juan Carlos Velazco y Nora Bracho.

Ambos parlamentarios participaron esta semana en Plan País Presente En Vivo, para denunciar que la llegada de la COVID-19 al estado Zulia ha agravado sustancialmente la crisis que ya sus habitantes sufrían por el colapso de los servicios públicos.

El diputado Velazco, quien además es médico e integrante de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, denunció que los galenos tienen miedo de acudir a sus centros de trabajo por la ausencia de implementos de protección y de un servicio esencial como el agua.

Hasta el jueves habían fallecido 6 médicos por coronavirus y otros 50 estaban contagiados, entre ellos 3 en unidad de cuidados intensivos. “En el hospital centinela de la región hay un baño para 40 pacientes, solo hay 6 camas en terapia intensiva y los respiradores han presentado fallas. La realidad es que en Zulia registramos entre 15 y 20 fallecidos por COVID-19 cada día que no son registrados por el régimen a pesar de dar positivo en las pruebas rápidas porque los resultados de las PCR llegan incluso días después de haber fallecido”, manifestó.

La diputada Nora Bracho, coordinadora política del área de Servicios de Plan País, explica que “el colapso en Zulia es tal que contagiados y sospechosos de contagio son aislados juntos sin criterio en moteles y hoteles que han sido expropiados por la dictadura”.

Velazco advierte que esta situación responde a que las autoridades regionales y nacionales de facto desaprovecharon los primeros meses de cuarentena para dotar y adecuar unos hospitales golpeados por la corrupción y la desidia. “Los principales lineamientos de la OMS y la OPS para combatir el COVID son imposibles de cumplir en Zulia por el colapso causado por el régimen a los servicios públicos”.

A todo ello se suma, según denuncian, el desinterés por controlar el negocio lucrativo del paso por trochas de connacionales, quienes se ven obligados a pagar en dólares para regresar a su país por caminos irregulares porque no se les permite pasar por los puntos donde sí podrían estarse tomando medidas sanitarias adecuadas.

“La situación de los connacionales que pasan por los caminos legales es terrible y no se les da un trato digno cuando son puestos en cuarentena”, denunció Bracho.

Ambos parlamentarios destacan la necesidad de generar un cambio político que permita poner en práctica en Plan José María Vargas y permitir el ingreso inmediato de toda la ayuda humanitaria necesaria para atender adecuadamente a los venezolanos contagiados por COVID o que presentan cualquier otra dolencia o enfermedad

Adelantaron que en los próximos días vendrán noticias positivas relacionadas con el acuerdo promovido desde el Gobierno Legítimo con la Organización Panamericana de la Salud.

Reiteraron que en Plan País han trabajado los mejores profesionales de cada área. “Hemos evaluado modelos de países como Chile, Argentina, España y Colombia para poder una vez conformado el Gobierno Nacional y atendida la fase inicial de emergencia con la ayuda humanitaria, empezar a levantar el sistema de salud nacional y poder dar una respuesta oportuna a los venezolanos”.