Para el primer anillo de atención a la COVID-19 en el estado Nueva Esparta se necesitan al menos 6 mil vacunas y solo han llegado 1.400, afirmó este viernes el gobernador de la entidad, Alfredo Díaz.

En el Ministerio de Salud “se hacen oídos sordos”, criticó.

El único material de bioseguridad que se recibe es el que entrega la gobernación neoespartana, aseveró en entrevista con Unión Radio.

En la isla seguimos padeciendo la falta de electricidad, con cuatro a ocho horas sin servicio, criticó. En cuanto a la falta de agua, reiteró que se debe sustituir la tubería que lleva agua desde tierra firme a la isla. Están ingresando 1.100 litros, una tercera parte de lo que se recibía años atrás, rechazó.

Solicitó mantener la conectividad de manera permanente. Hemos propuesto una política de cielos abiertos, que se mantengan las operaciones de manera permanente. “Estamos prestos para aprovechar algunos puentes”, subrayó.