“Se tomaron decisiones como ubicar una sala de aislamiento en el hospital Luis Ortega, por ejemplo, sin oír la opinión de los expertos en su momento”, reportó. “Transcurrieron 27 días para que la supuesta ‘autoridad en salud’ se sentara este miércoles 8 de abril con los médicos epidemiólogos a oír sus necesidades y planes de acción”

El gobernador del estado Nueva Esparta, Alfredo Díaz, denunció que las autoridades nacionales de salud han manejado de manera caótica la crisis del coronavirus en la entidad.

“Debo informar que transcurrieron 27 días para que la supuesta ‘autoridad en salud’ se sentara este miércoles 8 de abril con los médicos epidemiólogos a oír sus necesidades y planes de acción”, explicó.

Esto es “algo inconcebible y preocupante, ya que se tomaron decisiones como ubicar una sala de aislamiento en el hospital Luis Ortega, por ejemplo, sin oír la opinión de los expertos en su momento. Eso ha traído como consecuencia que algunos médicos, enfermeras y personal hospitalario tengan los síntomas del virus”.

Díaz afirmó que, “sin necesidad de ser adivino, esa es una situación previsible, pues un hospital colapsado, con tantas carencias y limitaciones, no se encuentra en capacidad para atender los pacientes sospechosos o positivos para COVID-19, los cuales deberían permanecer en sus hogares en aislamiento total, usando tapaboca, bajo estrictas medidas de higiene”.

Aclaró también “que se han hecho muchas pruebas rápidas por los ‘médicos cubanos’ y eso nos preocupa, pues las mismas no tuvieron la supervisión de los médicos epidemiólogos. Quizás esa sea la razón, de tantos casos positivos que tanta alarma han desatado en la colectividad, los cuales, gracias a DIOS, son descartados por la prueba realizada en Caracas”.

Sin embargo, el mandatario insistió en que “aún hay tiempo, es hora de detener la cadena de contagio y prestarle toda la ayuda al personal sanitario. Debo resaltar que desde el principio asumimos el compromiso, de acuerdo a nuestras competencias, de apoyar el cerco epidemiológico en todos los puertos y muelles de entrada y salida de las islas, propuesta en su oportunidad, luego de oír a los especialistas”.

Renovó su llamado “a mancomunar esfuerzos y trabajar en equipo. Todos somos imprescindibles. Es necesario integrar a los especialistas al proceso de toma de decisiones. Para luego puede ser tarde”.