El diputado José Antonio Mendoza se pronunció sobre el abastecimiento de combustible e indicó que “ustedes hicieron de las estaciones de servicio una alcabala de corrupción y matraqueo por parte de los cuerpos de seguridad del Estado”

“No pretenda evadir su responsabilidad directa por su ineficiencia. ¡Ustedes a su paso lo que generan es caos y destrucción!”, dijo el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Monagas, José Antonio Mendoza, a la gobernadora de la entidad, Yelitze Santaella, pues a su juicio, es la culpable de la carencia de los servicios públicos.

“A la pandemia en Maturín se le suma la falta de agua, gas, gasolina y ahora también la luz”, señaló el parlamentario, quien denunció que la explosión de un transformador de 36MVA 115/13,8KV de la subestación de la ciudad, que dejó la noche del jueves sin electricidad a gran parte de la entidad, situación que se originó a causa de la falta de mantenimiento.

Mendoza descartó que la falla se debe a las “fuertes precipitaciones como intenta hacer ver la discípula de Maduro en nuestro estado (la gobernadora Yelitze Santaella), esto se debe a la falta de mantenimiento y al colapso de los servicios públicos”.

Sobre el cierre de estaciones de servicio por contagios de Covid-19 y las limitaciones en el abastecimiento de combustible, que solo será para las instituciones gubernamentales que prestan servicios esenciales, indicó “usted viene engañando a los monaguenses desde hace meses con el tema de la gasolina, porque no solo destruyeron y se robaron todo en Pdvsa; es que ustedes hicieron de las estaciones de servicio una alcabala de corrupción y matraqueo por parte de los cuerpos de seguridad del Estado”.

El parlamentario señaló, además, que en Maturín actualmente, no hay agua debido a la falta de mantenimiento de la planta potabilizadora y de reposición de los químicos necesarios para tratar el vital líquido y proceder a su distribución, un situación que se viene presentando desde hace meses, por lo que incluso han realizado hasta madrugonazos en Aguas de Monagas, en protesta por la falta de suministro.