El funcionario involucrado en el hecho, fue encontrado muerto en una fosa en la población de Coloradito, municipio Independencia del estado Anzoátegui

Agentes del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), recuperaron dos fusiles AK-103 que fueron sustraídos de la 333 Batallón de Caribes “Cnel. Agustín Arrioja Guevara”, el pasado 30 de mayo.

El funcionario de guardia era Samir Josué Astudilla Marcano, un efectivo de tropa que tenía asignada la responsabilidad de vigilar el parque de armas de la base de seguridad petrolera Macolla independencia, y según reportes castrenses, ese día el funcionario sustrajo dos fusiles Ak-103.

Adentrada la noche, el cuerpo del sargento Astudilla Marcano fue hallado en una fosa situada en la población de Coloradito, municipio Independencia del estado Anzoátegui. En otro hueco, ubicado cerca de donde estaba el cadáver, ocultaron chalecos antibalas y pertenencias del militar, a quien mataron con un golpe en la cabeza.

Los fusiles

Los militares adscritos al Conas localizaron el armamento, calibre 7.62, que estaba enterrado en el patio de una casa abandonada, ubicada en el callejón Perú del  barrio Bicentenario I de San José de Guanipa, municipio Guanipa (Anz).

Por el homicidio de Astudillo, uniformados del Conas aprehendieron al cabo segundo que aquel día se hallaba de servicio junto con Astudillo, así como a un civil.  En tanto, que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) buscan a otros dos sujetos que están implicados en este asesinato.