La presencia del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Venezuela es una muy buena noticia, y que sea un acuerdo formal lo es más, así como el haber firmado un acuerdo para que la implementación de programas se haga con pleno respeto por los principios humanitarios, destacó Feliciano Reyna, presidente de Acción Solidaria.

Estamos hablando de una población muy afectada, los niños en edad preescolar y sus maestros, que tendrá asegurada una parte esencial de su vida, como su alimentación, indicó Reyna.

Esperamos que, estando aquí, se fortalezca la respuesta humanitaria que ha venido operando, comentó en entrevista este martes con Unión Radio. Están comenzando por una parte esencial.

En mayo estarían montando oficina y personal, adelantó. Se trata de ir contribuyendo a mejorar las capacidades afectadas por la emergencia humanitaria.

En cuanto a la providencia administrativa que exige a las ONG presentar la lista de sus beneficiarios, Reyna subrayó que hay algunos avances y buenas noticias que merecen reconocimiento, pero entonces “alguien toma un camino que se desvía de esa ruta”. La providencia es inconstitucional, no es legítima, se extralimita, resumió. Hay un grupo internacional de trabajo, el Gafic, que tiene capítulos regionales, en el cual se establecen los mecanismos legítimos para evitar la legitimación, y tiene un área para el sector sociedad civil y garantizar que pueda seguir trabajando.

La providencia afecta el trabajo, afecta consideraciones legales y constitucionales que garantizan la capacidad de asociación, criticó. Es inaceptable que se pretenda crear otro registro, para que las organizaciones tengan que demostrar que no están vinculadas con actividades de legitimación.

Las organizaciones piden que la providencia sea derogada, porque “no hay nada que se pueda rescatar”.

Más de 660 organizaciones exigen derogar la providencia, resaltó. Esperemos que llegue a donde debe llegar, acotó. Ya está en manos de la alta comisionada de DDHH y de la propia Gafic.