Debido al anuncio que dio el presidente Nicolás Maduro este viernes, desde antes del amanecer de este sábado miles de personas esperaban en el lado venezolano la reapertura del Simón Bolívar para pasar a Cúcuta

Los puentes fronterizos entre el estado Táchira y el departamento colombiano de Norte de Santander fueron reabiertos este sábado para el paso de peatones como lo informó este viernes el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Desde el amanecer de este sábado las autoridades venezolanas permiten la circulación fronteriza de miles de personas que, en su mayoría, cargan o arrastran maletas y se dirigen a la ciudad colombiana de Cúcuta, según constató la agencia de noticia EFE en el puente internacional Simón Bolívar, el principal de los cuatro que comunican al Táchira con Norte de Santander.

Maduro ordenó la reapertura de los pasos fronterizos entre las dos regiones, cerrados desde el pasado 22 de febrero, un día antes de que la oposición dirigida por el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, intentara sin éxito ingresar por esas fronteras una ayuda humanitaria para aliviar la escasez de alimentos y medicinas.

Con esta medida, desde antes del amanecer de este sábado miles de personas esperaban en el lado venezolano la reapertura del Simón Bolívar para pasar a Cúcuta, bien sea para adquirir productos básicos o para emigrar de su país.

Uno de ellos es Merwin León, un hombre de 38 años oriundo de Puerto Cabello, en el estado de Carabobo, que en compañía de su esposa se dirigía a toda prisa hacia Cúcuta, desde donde espera seguir viaje a Bucaramanga, capital del vecino departamento de Santander.

“Voy a Bucaramanga a buscar los remedios para mi abuela que es hipertensa”, dijo a Efe León, quien aseguró que el paso desde San Antonio del Táchira hasta Cúcuta por el Simón Bolívar fue “rapidito, sin ningún problema”.

Cúcuta, capital de Norte de Santander, está comunicada con San Antonio por el puente Simón Bolívar, mientras que el Francisco de Paula Santander la une a la localidad de Ureña, también en el estado Táchira.

Un tercer puente, el de Tienditas, terminado en 2016, nunca fue puesto en servicio, mientras que el de La Unión es una estructura más pequeña y está situado entre las localidades de Puerto Santander (Colombia), cercana a Cúcuta y la venezolana de Boca del Grita.

Pese a la reapertura peatonal, la circulación de vehículos no está permitida y los puentes siguen bloqueados con los contenedores que el Gobierno venezolano atravesó en febrero para impedir el paso de la ayuda humanitaria desde Colombia.

Los dos países comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros y a raíz del incidente de la ayuda humanitaria del 23 de febrero, que terminó en disturbios, Maduro rompió “todo tipo de relaciones” con Colombia.