El dirigente de Acción Democrática está recluido en una celda en una cárcel militar en Fuerte Tiuna, en donde no recibe luz natural y no ha tenido acceso acceso a la defensa privada

Hace cuatro meses la policía política venezolana, el Sebin, se llevó con una grúa la camioneta en la que se encontraba el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Edgar Zambrano.

El dirigente de Acción Democrática (AD), cumple tal periodo tras las rejas, este domingo 8 de septiembre, en un limbo legal. El parlamentario está recluido en una cárcel militar en Fuerte Tiuna, en la cual no recibe luz natural. Tampoco ha tenido acceso a la defensa privada.

En estos cuatro meses Zambrano hizo huelga de hambre para reclamar por las condiciones de reclusión. También ha reclamado la detención de cuatro trabajadores de la AN.