En la basílica, casa del Nazareno, lo único que recuerda que las festividades católicas están cerca, es un cronograma de actividades pegado en la cartelera del templo

Es viernes de 12 de abril y aún no se percibe ambiente de Semana Santa en los alrededores de la basílica de Santa Teresa, en el centro de Caracas, además, la casa del Nazareno de San Pablo.

Aún el Nazareno no tiene decoración, y aunque el vicario de la basílica, Juan Manuel Fernández, explicó a Contrapunto, que las decoraciones de la figura comienzan a partir del lunes próximo, pero insiste, que ya para estos días al Nazareno le habían llegado donaciones de orquídeas por parte de sus feligreses.

Foto: Jonathan Lanza – Contrapunto

Otra cosa que estaba lista con anticipación a la Semana Santa, era el operativo especial de seguridad, con funcionarios policiales y bomberos a los alrededores del templo para preservar la seguridad e integridad de los que asisten en especial el miércoles santo, día de la procesión del Nazareno.

Otro detalle, es la cantidad de velas y velones. No solo en Semana Santa, al Nazareno le llevaban ofrendas durante todo el año, según el padre Fernández, al punto que en la basílica, tuvieron que colocar cajones especiales, por la cantidad de humo que manchaba las paredes de la sala donde permanece el Nazareno. Ahora no es así. Al menos este viernes solo hay una vela en uno de los cajones.

La cartelera del templo es lo único que recuerda que la Semana Santa está cerca. Allí está pegado el cronograma que mantendrá la basílica durante todas las festividades.

Foto: Jonathan Lanza – Contrapunto
Foto: Jonathan Lanza – Contrapunto
Foto: Jonathan Lanza