El padre del diputado, Juan Guillermo Requesens, aseguró que su hijo se encuentra detenido injustamente y lo calificó como tortura

El diputado Juan Requesens regresó, este jueves 11 de abril, a las instalaciones del Palacio de Justicia para su audiencia preliminar por el presunto magnicidio frustrado del presidente Nicolás Maduro, en agosto de 2018, en la avenida Bolívar. Pero el abogado Joel García informó que por quinta vez fue suspendida la audiencia preliminar, y pospuesta para el martes de Semana Santa.

Su hermana, la dirigente opositora Rafaela Requesens, notificó vía redes sociales la continuación de la audiencia este jueves, antes de conocer que sería suspendida.

El padre del acusado, Juan Guillermo Requesens, indicó que durante la jornada de este jueves 11 de abril se esperaba que se “cumpla justicia, que se apeguen al Estado de derecho, que se aplique la independencia de los poderes, no una juez que está dependiendo de órdenes superiores”.

Agregó que su hijo se encuentra detenido injustamente y lo calificó como una tortura.

Requesens criticó que este jueves se cumplan 17 años de los hechos violentos de Puente Llaguno y que los responsables y culpables anden libres mientras “los inocentes que luchan por un país mejor están secuestrados en una mazmorra”.

El Ministerio Público acusa al diputado Requesens de homicidio calificado frustrado en la persona de Nicolás Maduro; homicidio calificado frustrado por motivos fútiles e innobles en los militares que estaban presentes durante el acto celebrado en la avenida Bolívar, el pasado 4 de agosto del 2018; terrorismo; traición a la patria; posesión ilícita de armas y municiones; asociación para delinquir e instigación pública continuada.

La jornada de este jueves debía servir para presentar las declaraciones de los 17 imputados.