Las diferentes detenciones a comunicadores que han informado o discrepado con las cifras del ejecutivo, son las principales razones que llevan a Washington a pronunciarse sobre este tema

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó este lunes al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, de reprimir a quienes “dicen la verdad” sobre la respuesta del gobierno a la pandemia del nuevo coronavirus.

El Departamento de Estado dijo que, Pompeo hizo esta afirmación durante una llamada telefónica con el jefe parlamentario y líder opositor venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y otros 60 países.

“El secretario Pompeo reafirmó el compromiso de Estados Unidos con el pueblo venezolano y condenó la creciente represión del régimen de Maduro, a los actores democráticos de Venezuela y a los médicos y periodistas que dicen la verdad sobre la respuesta a la COVID-19”, dijo la portavoz Morgan Ortagus en un comunicado.

El gobierno de Maduro, reportó el lunes 329 contagios y 10 muertos por el nuevo coronavirus, aunque sus oponentes estiman que la cifra es mucho mayor.

El periodista venezolano Darvinson Rojas, fue llevado preso en marzo por cuestionar la cifras oficiales. Fue liberado en abril, pero los gremios de la prensa y de los médicos han hecho otras denuncias de detenciones y presiones.

El gobierno de Donald Trump, que desconoce la reelección de Maduro en 2018 por considerarla fraudulenta, apoya los esfuerzos de Guaidó, titular de la Asamblea Nacional elegida en 2015, para “restaurar la democracia en Venezuela”, dijo la portavoz del Departamento de Estado.