“Solamente falta conversar con los restos del guaidocismo. Veremos qué pasa en los próximos días”, afirmó este domingo el presidente de la AN de 2020, Jorge Rodríguez

“Ya estamos en un proceso de diálogo y negociación con toda la oposición venezolana”, aseguró este domingo el presidente de la Asamblea Nacional (AN) de 2020, Jorge Rodríguez. La misma selección del CNE es producto “de ese proceso de negociación y diálogo con casi todos los sectores de la oposición”.

Dio a entender, con esa frase, que el gobierno de Nicolás Maduro habla con todos los factores que lo adversan; incluso, con los más radicales.

“Solamente falta conversar con los restos del guaidocismo. Veremos qué pasa en los próximos días”, sostuvo Rodríguez a la salida de votar en las elecciones primarias del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

En mayo pasado, Juan Guaidó -reconocido como presidente interino por un conjunto de países en 2019- propuso un acuerdo de salvación nacional con los siguientes actores: fuerzas democráticas, AN, plataforma unitaria, los sectores que sostienen al régimen y la comunidad internacional, “especialmente las potencias internacionales”. Se debe llegar a varios procesos electorales, el ingreso de ayuda humanitaria y vacunas contra la COVID-19, garantías democráticas para chavismo y oposición, justicia transicional.

Ya el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que su país albergará este nuevo espacio de diálogo. En declaraciones para el medio oficialista ruso Sputnik, el diputado Javier Bertucci comentó que el 13 de agosto sería una fecha tentativa para las conversaciones.

Este proceso se adelanta con la facilitación de Noruega.

Dirigentes políticos como María Corina Machado, de Vente Venezuela, no son partidarios de negociaciones. “Hay unos dispuestos a cohabitar” y “a convivir con la mafia”, acusó.