“Nosotros ganamos la gobernación del estado (Barinas)… Y la Sala Electoral detiene la proclamación porque no pudo detener la totalización porque ya la junta regional había totalizado”, defendió

Una segunda derrota al chavismo en el estado Barinas es posible, de acuerdo con el excandidato para la gobernación, Freddy Superlano, quien resultó vencedor el 21 de noviembre en las elecciones que fueron anuladas y él fuera inhabilitado por decisión del TSJ.

“Yo soy de la idea de que se le puede propinar una segunda derrota en muy pocos días al oficialismo, al madurismo en la ciudad de Barinas”, dijo.

Agregó que al momento no se ha definido una candidatura que represente a la Mesa de la Unidad Democrática el próximo 9 de enero, “son decisiones que aún no hemos tomado”.

Aseguró que hay una unidad monolítica de las fuerzas opositoras y que los días que restan para postular candidatos son suficientes para definir la candidatura y la estrategia.

“No hay problema dentro de los factores unitarios” -señala- aunque reconoce que no han conversado con otros grupos opositores que hacen vida fuera de la MUD.

En entrevista con Unión Radio, el dirigente reiteró que desconoce la existencia de una inhabilitación política en su contra.

“Nadie conoce la supuesta inhabilitación que manifestaba el Tribunal Supremo, el argumento que utilizó para parar la proclamación. La única inhabilitación que yo conozco, arbitraria dicho sea de paso, era del año 2019 que había sido eliminada por un indulto presidencial que se nos dio el 31 de agosto del año pasado”, expresó.

No descartó asistir a las instancias judiciales nacionales para reclamar sus derechos políticos, además de recurrir a foros internacionales, como parte de las acciones que prepara su equipo legal.

“Nosotros estaremos acudiendo en las próximas horas al Tribunal Supremo de Justicia, el equipo jurídico está haciendo todo un trabajo en relación a este adefesio jurídico que se hizo en contra del pueblo de Barinas… Lo haremos en instancia nacionales, internacionales, donde tengamos que ir”, apuntó.

La diferencia que arrojó la totalización de las actas fue de 130 votos sobre el candidato del PSUV, Argenis Chávez, quien como gobernador buscaba la reelección y cuando se produce la decisión del TSJ de anular las elecciones y pautarlas para el 9 de enero él dimitió al cargo de mandatario regional y a ser candidato de nuevo por el PSUV para el venidero proceso de 2022. Mientras la oposición acuerda por un candidato que les asegure la victoria, el chavismo-madurismo-cabellismo deshoja la margarita para ver quién enfrentará al opositor. En Barinas se encuentra Diosdado Cabello para decidir con la dirección regional del PSUV, quién será el candidato o candidata.