La organización política plantea la despolarización la sociedad venezolana en función de conseguir una salida democrática a la crisis política.

El Movimiento REDES señala como indispensable la designación del Consejo Nacional Electoral (CNE) y que se avance hacia las transformaciones indispensables de las reglas del juego electoral, y se respete el peso de las minorías en el accionar político.

Juan Barreto, líder la organización, indicó que las líneas de acción política apuntan hacia “la construcción de esa gran mayoría. Convirtámonos en pregoneros de la esperanza, no desviemos nuestros objetivos, que es despolarizar a este pueblo”.

Explica Barreto que las líneas de acción política del Movimiento Redes tienen como centro “la defensa intransigente de la soberanía y rechazo a cualquier plan o pretensión intervencionista”.

“Defendemos de manera frontal la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la necesidad imperiosa de la reinstitucionalización del país, en donde se inserta la designación de un nuevo CNE que garantice representación proporcional y condiciones competitivas, y la reforma inmediata del sistema judicial y policial”.

Insiste en su planteamiento de “construir una nueva mayoría para que a través de un Referéndum consultivo convocado por la nueva Asamblea Nacional, avancemos de manera cierta y sin atajos violentos hacia unas elecciones presidenciales hacia el 2021 y gobierno patriótico, nacionalista, de emergencia para salir de esta tragedia”.

Por otra parte, habla de evitar la “privatización y entrega de PDVSA, el rescate inmediato de los servicios públicos comenzando por el agua y la electricidad”.

Hay que “declarar la emergencia médico hospitalaria y es necesario avanzar hacia el rescate de la calidad de vida de los trabajadores, con ley especial de escala móvil e indexación del salario”.

Para lograr estos objetivos propone que se haga un Plan Económico de Emergencia.