El candidato de la Alternativa Popular Revolucionaria a la Alcaldía de Caracas asegura que “esta es una elección de carácter político. Los resultados de Caracas será el resultado de una crisis. La gente no está buscando que sea un gerente. Esta vez la gente va a decidir políticamente

Rafael Uzcátegui habla pausado, pero con firmeza en sus ideas. Asumió la candidatura de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR) por la inhabilitación de Eduardo Samán y señala ,que en este momento político Venezuela vive “frente a delincuentes electorales” que cercenan los derechos de los venezolanos.

En su propuesta de gobierno señala, que debe trabajarse en función de mejorar los servicios caóticos que viven y sufren los caraqueños.

Pone por delante los principios de la ética y la honestidad y lo considera el mejor activo de la APR que lidera el Partidos Comunista de Venezuela, que es la tarjeta que canaliza electoralmente la propuesta de este grupo de partidos.

-Le tocó asumir la candidatura por la inhabilitación de Eduardo Samán. ¿Cómo sostiene la APR esta candidatura cuando las encuestas no los ponen dentro del cuadro ganador?

-Las encuestas son unos datos curiosos. Cuando en Caracas ha habido crisis y te recuerdo las crisis de 1992 en en ese diciembre, a Aristóbulo Istúriz nunca lo entrevistaron y sin embargo, ganó porque había una crisis.

-A esa crisis están apostando.

-Soy un candidato de esa crisis. Te puedo decir que mi primer acto de gobierno será designar a Eduardo Samán, director general de la alcaldía. Será el primer director general de una alcaldía que lo elija y lo decida en voto popular. El voto popular va a decidir si el director general de la alcaldía de Caracas será Eduardo Samán u otro que se proponga.

-¿Cuál es la estrategia que están desarrollando en esta recta final de la campaña en función de darle una respuesta a los caraqueños para llegar a la alcaldía?

-Los caraqueños van a votar por darle salida a esta crisis. Algunos creen que la crisis se está resolviendo en las distintas mesas de diálogos.

-¿Eso no es verdad?

-No es verdad. Incluso, la decisión de haber producido cambios en el Consejo Nacional Electoral parece ser que no ha servido de nada, porque las propias autoridades, los rectores electos que no son militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela, se consideran incapaces para decidir sobre el caso de las inhabilitaciones.

Uzcátegui, con su voz pausada hace hincapié al afirmar que las inhabilitaciones “no son otras cosas que un acto de delincuencia electoral. Es por eso que estamos llamando a los caraqueños a votar y a castigar a los delincuentes electorales, a los que inhabilitan, a los que te cercan, a los que censuran, a los que bloquean. Porque todos esos delitos están promovidos desde el Palacio de Gobierno de Miraflores.

-Ustedes estuvieron apoyando este proceso y como diría Luis Herrera “tarde piaron”.

-En este caso la expresión de Luis Herrera es la expresión del castigo del puntofijismo. El castigo en este momento es nuestra realidad. Cada día esos extremos, que son por una parte el gobierno de los nuevos ricos, la burguesía revolucionaria, el gobierno de Miraflores y el gobierno de los viejos ricos, en la expresión de los que se apoderaron de los recursos de Monómeros, con los que han vivido a confesión de partes, porque no se trata de una acusación nuestra o mía, se trata de las propias expresiones de los llamados alacranes y del G4 que se acusan de haberse robado el dinero de la ayuda internacional, del auxilio internacional y el dinero de las empresas públicas venezolanas en el exterior. Estamos frente a delincuentes. Y a esos delincuentes se le une ahora el delito electoral. Es por eso que va a presentarse una decisión de castigar a quienes desde la burguesía revolucionaria y desde los viejos ricos se aferran al poder.

-¿Cuál sería la diferencia de la gestión de la Alternativa Popular Revolucionaria frente a la Psuv si en algún momento estuvieron juntos? ¿No vienen del mismo tronco?

-La diferencia está en nuestra manera de vivir. La diferencia está en la honestidad, en la decencia. Nosotros somos honrados y queremos gobernar con honradez. Quizás nos podamos equivocar en una política pública, en enfrentar algún problema. Pero no nos vamos a equivocar porque nos cogimos la plata, el dinero con el que debe enfrentarse el problema de los servicios del ciudadano. En eso está la diferencia. Somos honrados, honestos, transparentes, decentes. Somos éticos. Esta es una fuerza ética, reconocida y conocida. Rafael Uzcátegui, caraqueño nacido en esta ciudad en la segunda calle de  Ruperto Lugo, número 26. En el año 1947, en una hora post meridiem como dice la Partida de Nacimiento, se compromete a gobernar de esa manera, y a tener al frente de esa gobernación como su director general a Eduardo Samán.

-Este es un país muy polarizado y lo hemos visto conversando que ideológicamente podría colocarse en las antípodas de sus propuestas. Hábleme de esos acercamientos con Antonio Ecarri, por ejemplo.

-Hay una iniciativa de gobierno municipal que comparte Ecarri que es la creación de una especie de Consejo de Estado, que en este caso se trata del municipio. Ese Consejo de este poder del Estado va a tener una expresión que va a convocar las mayores voluntades.

-¿Y ustedes tienen coincidencias en Ecarri?

-En eso coincidimos.

-¿Eso no es antinatura que el Partido Comunista y el PPT tengan coincidencia con Ecarri que viene de la derecha?

-En eso coincidimos. Es que el presidente Chávez no solamente coincidió y la historia así lo registra como las lecciones que uno recibe. El presidente Chávez gobernó con la derecha. Esa derecha que está ahora en Miami.

-Le dirán los camaradas entonces que evidente se equivocó.

-Yo no estoy invocando un pacto oculto, ningún acuerdo oculto. Es necesario convocar a la ciudad. En el marco de esta crisis, el municipio que vamos a recibir la recaudación está en crisis. En esta ciudad no hay autoridad. Eso que se evidenció es la crisis de la 905. Quien dirigió esa batalla se le escaparon a los que fue a detener. La pregunta es… ¿ dónde está el Koqui, el Loco leo?. Recientemente parece que no subía la almiranta en las encuestas y emprendieron la búsqueda del Koqui, pero parece que las encuestas le dijeron que ese no era el camino, porque no eres capaz para detenerlo es la señal de la incompetencia.  No puede ser que un militar, formado en la inteligencia y contrainteligencia no cumpla con el objetivo que se trazó. Si a mí, un civil, una persona dedicada a las intenciones revolucionarias, no sirvo para hacer la revolución, no sirvo. A un militar que nos sirva para ejercer la inteligencia y la contrainteligencia, la seguridad para lo cual han sido formados, No sirve.

-Pasemos a Caracas. ¿Cuáles serían los puntos de prioritarios de la gestión de Rafael Uzcátegui?

-La alcaldía en realidad tiene muy pocas competencias. El Gobierno Nacional ha venido ocupando los espacios.

-¿Entonces para qué optar a la Alcaldía?

-Porque es una elección de carácter político. Los resultados de caracas será un resultado de una crisis  La gente no está buscando que sea un gerente. Está vez la gente va a decidir políticamente. O está cansada de emprender el camino de los nuevos ricos y del viejo puntofijismo, o de quienes se sientan hoy en distintas mesas a discutir con el gobierno que finalmente han coincidido en las políticas económicas.

Uzcátegui llama la atención sobre que “todos coinciden en las zonas económicas especiales, todos coinciden en la privatización. Nosotros no coincidimos en la privatización de los servicios públicos porque nos comprometemos a tener servicios públicos”.

-¿De dónde van a sacar la plata?

-Convocaremos a la ciudad. El municipio tiene la posibilidad de recaudar. No sabemos ni siquiera cuánto recauda el municipio. No sabemos si la gente paga impuestos o no.

-Los comerciantes se quejan de que están pagando mucho.

-Hay que comenzar porque los caraqueños tengan donde hacer sus necesidades. La gente defeca, orina en la calle. A cualquier hora lo hace, porque no hay dónde concurrir. Una ciudad que no tenga servicios públicos y esos servicios públicos no sean gratuitos o de fácil acceso económicamente, no es una sociedad democrática. Esta es una ciudad hecha para los vivos, hecha para la ventaja, hecha para la riqueza súbita y los demás que resuelvan como puedan. Tendré baños públicos para que la gente se bañe y haga sus necesidades.

-¡¿Pero con qué agua?!

-Ese es el segundo paso. ¿Cómo vamos a resolver el problema del agua? Hay distintas respuestas y habrá una macromesa. Porque serán los caraqueños y las caraqueñas que acumulan un enorme patrimonio de conocimientos académicos y técnicos los que dirán cómo resolver el problema del agua. No se trata de un gerente, de un gerente que viene con una varita mágica, se trata de apoyarse en los caraqueños. Gobernaremos con la gente. Con la gente y será la gente que decidirá.

-¿Y la gente no elige un líder para que dirija y le resuelva los problemas?

-El líder convocará a la gente. Será la decisión ciudadana de los caraqueños que la ponga sobre la mesa si tenemos o no tenemos ciudad. El destino de la ciudad la deciden los ciudadanos, no la deciden las autoridades. Los ciudadanos deciden si las ciudades son limpias. Un alcalde puede limpiar la ciudad y los ciudadanos la  pueden ensuciar. Se trata de elevar la conciencia, de apelar a la conciencia, de apelar a eso que dice el Himno Nacional “seguid el ejemplo que Caracas dio”. Nosotros convocaremos a los caraqueños, a esa voluntad de su dignidad nacional. Los caraqueños decidirán tener una ciudad limpia, tener una ciudad con agua, tener una nación con buenos servicios. Ellos  acompañarán a su alcalde y si así lo decide la voluntad popular Eduardo Samán será el Director de General de la Alcaldía.

Destaca Uzcátegui que en las elecciones de la Alcaldía de Caracas se tratan de perfilar candidaturas presidenciales y en su discurso se deslinda de esta posibilidad.

“Yo no voy a ser candidato, primero porque mis tiempos no lo permiten. Yo estoy en lista de espera, tengo 74 años pero Rafael Uzcátegui no en este momento es necesario emplearse en esta ciudad y en esta ciudad que me vio nacer, en esta ciudad en la cual me comprometí a ser militante revolucionario. Me debo a esta ciudad y me comprometo a acompañarla y gobernarla”, finaliza el candidato .