El profesor Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, señala que las bases del chavismo le han retirado el apoyo a Nicolás Maduro “hasta tocar un piso que se confunde con su techo”

Con un apoyo de 12% a 14%, y un rechazo de más de 70%, Nicolás Maduro se mantiene en el poder en medio del cuestionamiento nacional e internacional. ¿Puede seguir perdiendo respaldo? El profesor Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), afirma que puede suceder.

“Tal como lo demuestra la evolución de los distintos estudios de opinión, incluidos los nuestros, las bases del chavismo han venido retirando su apoyo a Maduro progresivamente desde su ascenso al poder en 2013, hasta tocar un piso, que se confunde con su techo, y que se ha mantenido entre un 12 y 14% durante los últimos años”, explica Alarcón en la Carta del Director de la revista Polítika UCAB.

“El resto del chavismo hoy se distribuye, mayoritariamente, entre aquellos que continúan autodefiniéndose como chavistas decepcionados de Maduro y quienes se desafiliaron por completo y forman parte de ese tercio de la población que dice no estar con el gobierno ni con la oposición”, agrega.

“Que los números de Maduro continúen bajando es difícil, aunque no imposible, porque siempre habrá un sector del chavismo que no será capaz de ver las equivocaciones de Chávez, y por lo tanto de cuestionar la decisión de haber escogido a Maduro”, precisa el analista. Y advierte: “Pero la realidad es que un mandatario con un nivel de apoyo de 14% y más de un 70% adversándolo, sólo puede sostenerse por la fuerza, haciéndolo absolutamente dependiente de los agentes represores estatales y para-estatales, lo que a la larga siempre resulta insostenible y hace del cambio político un asunto de más o menos tiempo”.