Como lo habían anunciado hace varias semanas los gremios y sindicatos se concentrarán en la Plaza Morelos. El Movimiento de Inquilinos convocó una movilización desde Parque Carabobo

Una nueva protesta en el centro de Caracas habían anunciado para este martes 21 de junio varias organizaciones de trabajadores. Dirigentes de la Corporación Siderúrgica de Venezuela lo anticiparon hace más de una semana; trabajadores universitarios también plantearon una concentración cerca de la Vicepresidencia, en el centro de Caracas. Después de esos anuncios un sector de simpatizantes del mandatario Nicolás Maduro informó que también estará en las calles este 21 de junio.

La convocatoria de la Coalición Sindical Nacional se fijó para la Plaza Morelos a partir de las 9 de la mañana, con un llamado a las organizaciones sindicales, gremiales y de jubilados del sector público y privado. La del Movimiento de Inquilinos se propuso para Parque Carabobo, a unas cuatro cuadras de distancia, con la consigna “nadie nos quita lo luchado” y con la invitación “al encuentro con nuestro presidente”.

“Nosotros vamos a seguir nuestra protesta. Nosotros no tenemos por qué tenerle miedo a nadie. Si ellos quieren tirar pueblo contra pueblo es una irresponsabilidad de Francisco Torrealba (ministro del Trabajo)”, sostuvo Carlos Salazar, coordinador de la Coalición.

-¿Por qué lo culpa a él?

-Lo culpo a él porque convocó. Siendo ministro debería ser un árbitro, pero ahora aparece como un colectivo reaccionario y fanático para echar pueblo contra pueblo. Ese mismo pueblo gana pensiones indignas, gana malos salarios y solamente por un fanatismo político los quieren llevar a pelear contra sus hermanos venezolanos. Nosotros los recibimos en la manifestación de la clase obrera, porque la misma reivindicación que pedimos para nosotros la pedimos para ellos, que padecen lo mismo. Aquí no se trata de apoyar a uno o a otro. Esto es algo genuino, clasista, sindical de la clase trabajadora. Los invitamos a que reaccionen por sueldo y pensiones iguales a la canasta básica, que es lo que niegan Torrealba y Maduro.

El conflicto, afirmó Salazar, “lo están creando las autoridades del gobierno”. Incluso, advirtió que culpaban a Torrealba “de cualquier cosa que pase mañana y que salga jubilado cualquier trabajador y cualquier jubilado”. Reiteró que las marchas contra las políticas de Maduro “estaban convocadas ya, y ahora ellos sacan una movilización. Bueno, nosotros haremos una movilización por un lado y ellos harán su movilización por otro”.

La Coalición defiende su lineamiento de hacer protestas, resistencia y conciliación, “pero, por lo que veo, a ellos no les interesa la conciliación”, subrayó Salazar.

“El pueblo habla en las calles”: La marcha en apoyo a Maduro

Los sectores que marcharán en apoyo a Maduro plantean un conjunto de reivindicaciones asociadas con el derecho a la vivienda.

“Creemos que las actuales circunstancias históricas son propicias para crear las condiciones que nos permitan crear canales de interlocución con nuestro presidente Nicolás Maduro. Creemos además que las mismas circunstancias nos lo exigen, como militantes chavistas que orgullosamente somos y seremos”, expone el Movimiento de Inquilinos. Sus dirigentes esperan poder expresarle a Maduro algunas medidas, como

-“Defensa y blindaje de todos los terrenos y edificios recuperados en Revolución, su transferencia en propiedad colectiva y comunal, y el reimpulso de la regularización de la tenencia en nuestros barrios”.

-“Campaña de freno de los desalojos arbitrarios”.

-“Aprobación de una ley para el reimpulso de la producción autogestionaria de vivienda”.

-“Condena a toda acción de criminalización del pueblo que lucha”.

-“Defensa de todas las leyes que construimos junto a el Comandante Chávez en pro de alcanzar la justicia social”.

-“Comunalización de nuestras ciudades, que implica la trasferencia de medios para la producción social de la ciudad y en la ciudad, tanto en los terrenos y edificios recuperados para viviendas permanentes o transitorias, como para la transformación integral de nuestros barrios populares, sus servicios, la industrialización comunal y sistemas”.

El PSUV notificó que la oficialista Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBTS) estará en las calles “en apoyo a las medidas que garantizan de los derechos de las trabajadoras y los trabajadores, por la recuperación económica y el poder adquisitivo que ha sido atacado por las medidas coercitivas implementadas por el imperio contra Venezuela”.