Luis Eduardo Aguilar anunció la “pronta aprobación de un grupo significativo de ordenanzas para rescatar la calidad de vida de todos nuestros vecinos del municipio”

“Tenemos previsto la ejecución de una nueva ordenanza para el próximo año 2023, donde queremos evitar la construcción de espacios ilegales en nuestro municipio”, afirmó Luis Eduardo Aguilar, presidente del Concejo Municipal de Baruta.

Asimismo, indicó que “este nuevo instrumento legal con altura de ordenanza” se puede comprender como “una nueva herramienta jurídica que contemple más sanciones para aquellas personas que incurran de forma irregular en el tema de las construcciones ilegales de diversas infraestructuras en nuestra comunidad”.

“Ya es hora de defender al pueblo de tantas irregularidades sobre el tema urbanístico. Ya es hora de generar respuesta para el pueblo sobre el tema de la recuperación de la calidad de vida y la prestación de buenos servicios públicos de todos los habitantes de nuestro municipio. Ya es hora de recuperar la legalidad para el cúmulo de exigencias que demanda nuestro pueblo”, puntualizó.

El dirigente político reitero que este nueva ordenanza esta definida como “una nueva herramienta de trabajo contra la construcción de infraestructuras ilegales en nuestra vecindad. La ordenanza contra la edificación de infraestructuras ilegales es nuestro nuevo norte de debate político en favor de la comunidad”.

“De ahora en adelante toda persona que desee construir o remodelar un espacio físico en nuestro municipio debe cumplir con unas exigencias de ley, que será próximamente aprobada por los miembros de nuestro Consejo Municipal”, delineó.

Transparencia en las cuentas

Aguilar recordó que el Consejo Municipal de Baruta también está trabajando por “legitimar una pronta ordenanza donde todos los funcionarios públicos del municipio estén obligados a rendir cuentas claras a la comunidad durante el ejercicio de sus responsabilidades, tanto políticas como económicas”.

“Ahora somos el primer ente de todo el país en trabajar y hacer seguimiento en la construcción ilegal de infraestructuras ilegales en nuestro municipio. Esa es nuestra nueva prioridad de trabajo vecinal para nuestro pueblo”, aseveró.

Asimismo, recordó que el Concejo Municipal ha otorgado más de 80 derechos de palabras en las sesiones de trabajo “para que podamos generar respuesta inmediatas a nuestra comunidad en el área de servicios públicos, obras de infraestructura, educación, salud y recreación de nuestro municipio”.

Para finalizar, Aguilar recordó que “el mecanismo de los exhortos ha sido nuestra metodología de trabajo para invitar a la gente a tomar conciencia sobre la construcción ilegal o de espacios de infraestructura ilegales en nuestro municipio