El candidato de la Alianza Democrática dijo que, de ganar, buscaría recursos para dotar los hospitales, construir pozos y atender la crisis del transporte público

En la política todo es posible, pero la Alianza Democrática “viene trabajando muy duro, adversando al gobierno y apostando por las elecciones”, por lo que parece difícil que haya un acuerdo en la oposición para una candidatura única en Vargas, afirmó este miércoles el abanderado de la Alianza, Luis Olivo.

El G$ “viene a dividir”, sostuvo.

“Me encuentro entre dos candidatos”, el de Maduro y el del gobierno interino de Guaidó, criticó Olivo en entrevista para Unión Radio.

Instó a revisar el rechazo de los dirigentes y candidatos.

“Estoy cansado de la politiquería”, enfatizó.

OLivo propuso, para resolver la crisis de agua, construir pozos profundos y plantas desalinizadoras.