“¿Los candidatos del PCV son incómodos? Sí, son incomodos, pero tenemos derecho de participar en las elecciones”, señala Janohi Rosas, representante del Partido Comunista de Venezuela ante el Consejo Nacional Electoral y candidata al Concejo Municipal del municipio Libertador (Caracas). “Estamos decididos a defender la Constitución hasta con nuestra propia vida”

Janohi Rosas, representante del Partido Comunista de Venezuela (PCV) ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), tiene el reporte pormenorizado de las vicisitudes que han afrontado en la precampaña y la campaña electoral para las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre, y también las que han soportado con anterioridad.

El 17 de mayo enviaron una comunicación extensa al nuevo CNE, “recordando los casos significativos” contra el partido del Gallo Rojo en las elecciones de 2017, porque la JNE eliminó la tarjeta del PCV en cuatro municipios “sin que existieran razones”. Otro caso fue el de diciembre de 2020, porque se le concedió una sobrerrepresentación al PSUV, que obtuvo menos de 65% de los votos y se le asignaron más de 90% de los curules. “El Partido Comunista obtuvo 2,73% y solamente se le reconoció 0,34% de la representación. Pudimos haber tenido entre seis y siete diputados y solamente se reconoció un solo diputado”, detalla.

El viejo CNE no dio respuesta en su momento, y el nuevo CNE tampoco los ha atendido, acota Rosas. “Todo el mundo habla de reinstitucionalizar el CNE, pero hay una serie de irregularidades” que siguen ocurriendo. Rosas comenta que esperaban ser recibidos por el CNE “pero hasta el momento no ha ocurrido”.

A pesar de todo lo sucedido inscribieron candidatos a gobernaciones, alcaldías, concejos municipales, consejos legislativos. “Todos los estatus en la primera vez fueron admitidos. Nuestra mayor sorpresa se produjo con el caso de la alcaldía de Caracas, con Eduardo Samán, en la que el estatus del sistema automatizado de postulación lo que hizo fue eliminarlo”. El PCV “pudo rellenar la casilla” con otro candidato para pasar a la segunda fase, y simultáneamente acudió al TSJ e introdujo un recurso de amparo; la institución debía pronunciarse en menos de tres días, pero no ha ocurrido. “Todo el mundo habla de la reinstitucionalización, pero no te dan respuesta. El PCV ha acudido a la vía institucional”.

PRONUNCIAMIENTO PCV.

En La Guaira fue rechazada la postulación de Nerio Galbán, rememora Rosas. “Una funcionaria que se presentó como integrante de la Junta Nacional Electoral me solicitó cambiar al candidato”, relata, imposición que fue rechazada. “Faltando cinco horas del cierre bloquearon la opción de sustitución. Nos presentamos en el CNE con un equipo de abogados y ellos dicen que no tiene explicación”.

El candidato para Macanao, Miguel Vásquez, sufrió otra acción similar: “Apareció con el estatus de eliminado, y ese estatus no existe”, describe. “Es una prueba de que nos manipularon el sistema”. Con base en estos hechos, el PCV evidencia “que hay una manipulación del sistema automatizado de postulación, y exige al CNE que se audite el proceso”.

Rosas suma el caso de Portuguesa y la candidatura de Edgar Faneite para San Genaro de Boconíto. “Estaba admitido, pero después del 23 de octubre aparece como rechazado”.

Entonces “empezaron a aparecer las inhabilitaciones de la Contraloría, que tienen fecha del 3 de septiembre” y fueron aplicadas después, señala. Posteriormente, se sumaron nuevas objeciones (Guillermo Bernaez para Cajigal, José Noguera para Guanta, Carmen Saravia para Brión y Wilfredo Ribero para Sucre.

“Hasta ahora no hemos recibido ninguna prueba física sobre la supuesta inhabilitación de la Contraloría a los candidatos del PCV”, solo aparecen como rechazados en el sistema automatizado, subraya.

En un estudio que hicieron de las inhabilitaciones de las candidaturas del PCV encontraron lo siguiente: de las 17 inhabilitaciones que produjo la Contraloría “8 de ellas son del PCV, lo que es 47%. Todas las cartas de la Contraloría tienen fecha del 3 de septiembre y la objeción del CNE fue un mes después”. Por eso “decimos que se violentó el derecho del PCV a postular, y por eso exigimos al CNE que se audite el sistema automatizado de postulaciones”. Mas lamentablemente no atienden “a las organizaciones políticas”; el presidente del CNE no ha respondido una sola comunicación.

PRONUNCIAMIENTO PCV.

A esto hay que añadir las acciones de persecución y amedrentamiento contra candidatos del PCV, insiste Rosas. “Pareciera que la violación que se está produciendo tiene características distintas, según la región en la que se aplica. En Guárico actuaron fiscales del Ministerio Público para atemorizar a nuestros candidatos, hacerlos desistir de la maqueta electoral. En Cazorla, sin ninguna causa, fiscales citaron a nuestro candidato a concejal Iván Medina”.

En Táchira “las convocatorias las hacía el Sebin y el FAES a nuestros candidatos para que declararan por qué se separaban del partido de gobierno, qué les ofrecía el PCV. Eso no está estipulado en leyes, reglamentos que organismos de seguridad tengan que llamar a los candidatos para hacerlos desistir”.

En Zulia, el acoso ha sido contra Wyssman González, candidato a la alcaldía del municipio Jesús María Semprúm. “25 funcionarios y cuatro unidades fueron sin orden, sin invitación, al mando de un coronel que manifestó que estaba bajo órdenes del jefe de la ZODI”, comenta, pero hubo un levantamiento popular “y no permitieron que se llevaran al candidato”. Esta denuncia, se formalizó ante el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López.

En Lara, “una de nuestras candidatas fue amenazada de muerte”, refiere. En Miranda, en el municipio Cristóbal Rojas, el PCV tiene a Rafael Ruiz como candidato a alcalde, “y reiteradamente ha recibido amenazas de muerte”.

“¿Los candidatos del PCV son incómodos? Sí, son incomodos, pero tenemos derecho de participar en las elecciones”.

Hasta ahora, calcula, son cinco casos de hostigamiento más ocho inhabilitaciones.

Por si fuera poco, “tenemos la censura comunicacional e informativa. Está prohibido en los medios de comunicación públicos que el PCV aparezca reseñado, tanto el partido como sus candidatos. El CNE debe ser garante del derecho al equilibrio informativo, pero ha hecho caso omiso a la violación de la ley electoral por parte del sistema de medios públicos”.

Condena las declaraciones de Pedro Calzadilla, quien dijo que VTV cumple con el equilibrio informativo. “Se impone la censura, este gobierno no quiere voces que digan la verdad y se pronuncien en defensa de los derechos de los trabajadores, los pensionados, el pueblo humilde”, expone. Los casos “no son una actuación individual, son una serie de hechos alrededor del proceso electoral”.

Rosas denuncia, además, lo que califica como “ventajismo y peculado de uso con el uso de las instituciones, los gobiernos regionales y locales”, y advierte que el 21 de noviembre no tienen cómo garantizar la movilización de sus equipos” si el control del combustible recae sobre el partido de gobierno”. Sin embargo, se mantienen en el despliegue electoral para que la población pueda expresarse. “Estamos seguros de que el pueblo va a darle un respaldo a los candidatos del PCV”.

Voceros del gobierno de Nicolás Maduro y del oficialismo los han llamado traidores. Pero Rosas responde de esta manera: “Nosotros somos consecuentes con los intereses del pueblo, nosotros no somos disidentes”. El PCV ha defendido el mismo programa de lucha con el cual le dieron su apoyo al candidato Hugo Chávez, en 1998.

“Teníamos coincidencias programáticas en la recuperación de la industria petrolera, la nacionalización de sectores estratégicos, rescate de la tierra de manos latifundistas, rescate del salario. Ahora avanza una política económica neoliberal; el primer elemento es la dolarización de la economía, se han privilegiado las privatizaciones”, la flexibilización de los sueldos. “Tienen la característica de rendirle pleitesía al gran capital”.

A su juicio “el gobierno es el que dio un giro con un programa económico que en nada tiene que ver con el proyecto histórico bolivariano”. Asegura que intentaron plantear estas diferencias de criterio. “Queríamos un cambio en las políticas del presidente Maduro, y ellos decidieron no escuchar al PCV “. Rosas rememora las discusiones, plenos, documentos y avances para “confrontar con las políticas entreguistas, deslindar y acumular fuerzas para reagruparnos”. La APR “es el resultado de la lucha de clases en el país”, ya que considera que es posible “una salida revolucionaria, que se construye con la clase trabajadora”.

“El gobierno le ruega a Fedecámaras para que lo reconozca como fuerza política”, y eso convierte al PSUV en una estructura “que está de espaldas a las necesidades del pueblo”.

¿Qué plantean para el 21 de noviembre? “En este proceso llamamos al pueblo a manifestarse libremente a votar”. Para el 21 “estamos luchando por un camino democrático. Somos conscientes de que hay que hilar fino, que buscarán cualquier situación para señalar al PCV”. Pero “todos los actores el 21 de noviembre, organizaciones, candidatos, electores, instituciones, el CNE, el Plan República deben sumarse a los intereses del pueblo, y el pueblo debe salir a manifestarse libremente sin coerción, porque se presentan irregularidades hasta el día de las elecciones. Hay un compromiso de que los puntos de colores no estarán cerca de los centros de votación, que el voto asistido se cumpla solo con personas mayores y con discapacidad y no sea el uso abusivo del partido de gobierno direccionando a través de sus figuras institucionales en los centros de votación”.

Por solicitud de la misión de la Unión Europea (UE) “hemos presentado un informe de las violaciones a los derechos políticos. Nosotros acordamos reunirnos con todos los actores acreditados pro el CNE, y somos garantes de que eso se cumpla”. Rosas reitera que el PCV “es el decano de los partidos en el país”, con 90 años de historia en los que ha habido persecuciones, prohibiciones. “Nosotros decimos que estamos decididos a defender la Constitución hasta con nuestra propia vida”, y los militantes “estamos ejerciendo los derechos consagrados en la constitución”.

Los observadores de la UE les propusieron una reunión con la jefa de la misión en Venezuela, Isabel Santos, que está en evaluación. “Nosotros no nos escondemos”, indica.

-¿Qué es votar por el PCV hoy?

-El voto por el PCV es un voto consciente. Frente a las necesidades más sentidas del pueblo venezolano decimos que hay alternativa al pacto neoliberal, tenemos distintas formas de hacer gestión de gobierno democrático. Creemos en la necesidad de un gobierno democrático, popular, transparente y solidario, y eso significa que la gestión debe dar un vuelco.

Como candidata al Concejo Municipal de Caracas por el PCV, Janohi Rosas propone “construir colectivamente, de hacerles seguimiento y control a las políticas públicas con el carácter inclusivo. Nosotros decimos que somos una oposición de izquierda en este país, y al gobierno de Maduro no le interesa la oposición de izquierda”.

El PCV “desarrolla distintas formas para promover un gobierno honesto y trasparente, necesitamos que se rinda cuentas al país de los presupuestos, que se haga auditoría y control, que se rescate el presupuesto, que podamos revisar la situación de los servicios públicos. Nosotros decimos, en Caracas, que estamos cansados de la matraca, y frente a la usura y desmejora de los servicios decimos que cese la matraca en Caracas”.

El partido del gallo rojo apuesta por la defensa del voto. “Tenemos un ejército de hombres y mujeres libres que hoy trabaja en la defensa del voto revolucionario, la defensa de la democracia, nos hemos registrado en el sistema de testigos, es un hecho inédito para nosotros. Nos preparamos para defender el voto del gallo rojo, estamos preparando hasta los miembros de mesa accidentales”

Vamos a hacer valer nuestros derechos, garantiza. “Estamos convocando a todo el pueblo venezolano a que salga a manifestarse para que de verdad se produzca un cambio. Al gobierno y a la propia oposición le interesa estimular la abstención, y eso beneficia al propio gobierno”.