El Observatorio Electoral Venezolano sostuvo que un árbitro imparcial es una condición necesaria, más no suficiente, para garantizar el rescate del voto.

Ignacio Ávalos, director del organismo, dijo que es “una buena señal” que se haya configurado este CNE. “No es químicamente puro ni es el árbitro impoluto” es “el árbitro posible en las condiciones actuales”.

Destacó que se debe establecer un cronograma, depurar el registro y garantizar el voto de los venezolanos en el exterior.

Una de las tareas es fijar la fecha de las elecciones regionales y municipales.

Los venezolanos no terminan de ver una opción: el gobierno no lo es, y la oposición destejida tampoco lo es, comentó en entrevista con Unión Radio.