Ugueto, dirigente de AD, y Arteaga, dirigente de VP están trbajando en una alianza perfecta, con candidaturas por consenso, para las elecciones regionales y todas las que vengan

Si plantean cambios inmediatos, “radicales”. Si defienden participar en elecciones y buscar una salida negociada, “alacranes”. De la “cabuya” de los extremos Miguel Ugueto y Henry Arteaga tienen “un rollo”. Ambos dicen que no son ni lo uno ni lo otro. Hermanados en el análisis y unidos en la táctica, Ugueto y Arteaga afirman que el chavismo va a salir del poder con votos.

Henry Arteaga es de Voluntad Popular (VP) y Miguel Ugueto es de AD. En los grupos de Whatsapp “vickyvicky” Arteaga no cuestiona a Leopoldo López, pero Ugueto sí lo hace con el secretario general de AD antes de la decisión del TSJ, Henry Ramos Allup.

“No estoy peleado con Leopoldo López. Para nada. Es mi hermano. He acompañado a Leopoldo por más de 22 años en todo. Pero él decidió no participar en las elecciones de la Asamblea Nacional (AN), y yo entendí que la ruta que tenemos los venezolanos es electoral, los problemas de los venezolanos tenemos que resolverlos los venezolanos”, explica. “Soy fundador de Voluntad Popular, soy responsable por el estado Miranda. La política en Venezuela se ve de una manera y los que están fuera la ven de otra. El que sabe de la gotera de la casa es el que está en la casa. Lo que le pasó a Leopoldo, los siete años en la cárcel, deben haberle enseñado muchas cosas, para pensar, reflexionar, estar con su familia. Él debe ponerse la mano en el corazón y pensar que todo debe cambiar, pero el elefante se come por pedacitos, porque si uno se come el elefante completo se atraganta”.

Michel Ugueto habla maravillas de Ramos Allup como político y como estratega. “Pero en los últimos años considero que se desvirtuó la esencia de AD, la esencia de los socialdemócratas. Dentro de nuestros estatutos una de las cosa es que somos antiimperialistas, y Henry en los últimos años se volvió imperialista, ha sucumbido a problemas personales. Es lo que dicen. Eso arrastró a AD, que era la primera fuerza y sigue siendo la primera fuerza nacional”.

El partido blanco, de tener casi 30 diputados, cuatro gobernadores, diputados regionales, se convirtió en “el patio trasero de Voluntad Popular, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo”. Ugueto tomó la decisión, en 2017, de no seguir la línea abstencionista y apoyar a Francisco Bautista en las elecciones municipales. “Eso llevó a que el secretario de Miranda, Gustavo Ruiz Adrián, me autoexcluyera, con una llamada telefónica, porque siendo militante del partido no podía estar en campaña electoral. Yo le dije que no estaba tomando las siglas del partido”.

“No tuve derecho a la defensa”, sentencia Ugueto, quien participó en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre como candidato por VP. Cuenta que el actual presidente de AD designado por el TSJ, Bernabé Gutiérrez, le preguntó por qué lo sacaron y le propuso volver. Por “Goyo” Noriega y Guillermo Luces (VP) siente un gran agradecimiento: “Me recibieron, fueron muy amables conmigo. Fui muy honesto y les dije que si AD me buscaba iba a regresar, porque tengo 16 años en AD y esa es mi casa. Hoy vi que AD regresó a lo que era: el voto”.

AD es un partido intervenido por el TSJ. Ugueto enfatiza que el partido “está intervenido desde 2020. Es algo que desconoce, o quienes dicen desconocer se hacen los locos. Ramos Allup recibió el partido en 2001, cuando pèrdió las elecciones internas. La gente no puede decir que el TSJ de Chávez era bueno y el de Maduro es malo. Si era malo antes es malo para todo. No podemos decir que es malo porque metió preso a Leopoldo, y es bueno porque apoyó a Ramos Allup”.

Siempre “he sido categorico en eso, lo he dicho en todos lados. AD no está intervenido, nosotros vamos a hacer elecciones internas como corresponde, ante de las proximas elecciones. Estamos juramentando comitès locales en Miranda, municipales y parroquiales”.

Nosotros, argumenta, no vamos a salirnos de esa ruta de participación, “porque creemos que este gobierno va a caer como llegó: por la votacion. Aquí no va a haber intervención, no habrá rebelión cÍvico-militar”. La abstención de 2005, de la que Ramos Allup fue el vocero, marcó una ruta abstencionista para el partido blanco.

-Son alacranes?

-Entonces tienes que percibir también así a los que llamaron a la abstención el año paado y hoy van a votar. Hoy vemos un Carlos Ocariz llamando a votar- señala Ugueto.

-Hay 1.500 especies de alacranes. El G4 dijo que en 2017 no participáramos en elecciones, y ellos participaron. Las elecciones son buenas cuando son buenas para ellos? En el CNE hoy estamos en desventaja, y lo más probable es que sean rojos-rojitos- expone Arteaga.

-No son alacranes?

-Somos venezolanos. Creo en la mejor Venezuela. En una Venezuela de paz y progreso. Esa es la Venezuela que yo sueño.

Ambos son partidarios de participar en las elecciones que vengan. Incluso, las de consejo comunal. Este año se realizarán elecciones para gobernaciones y alcaldías, “y pedimos unidad perfecta para derrotar al oficialismo”. Es una forma de acumular fuerzas para las presidenciales.

-Qué esperan del nuevo CNE?

-Que sea imparcial. Estamos mal, el que diga que estamos bien no sé dónde estamos bien. Hay que ponerse las manos en el corazón. Donde vayas no funciona nada- alega Arteaga.

-En 2020 no fuimos porque el CNE era ilegítimo, ilegal. Para un sector de la oposicion era su verdad. Pero ahora será un CNE 5 a 0. Surinam era un país con un dictador y salieron de él por la vía electoral. Si ellos pudieron, por qué nosotros no?- refiere Ugueto.

-Se le lava la cara al gobierno?

-No se le lava la cara a nadie. Si vamos al caso, el presidente constitucionalmente es Nicolás Maduro, nos guste o no. La Constitución lo dice: cada seis años se elige. Tuvimos la oportunidad en 2018, no quisimos ir unidos. Yo apoyé a Henri Falcón y perdimos. Cuando perdemos las elecciones son malas, y cuando ganamos las elecciones son buenas. Ganamos cinco gobernaciones, PJ le entregó la gobernación al oficialismo. Si el pueblo zuliano voto por Juan Pablo Guanipa, por qué no lo consultó- pregunta Ugueto.

-No lo maquilla?

-No. Hasta en las peores dictaduras se han hecho elecciones- replica Ugueto.

-Pérez Jiménez perdió un plebiscito, maquilló las cifras a su favor y el 23 de enero salio del pòder- remarca Uguero. También lo vemos con Pinochet en Chile.

-Hasta en las guerras hay mesas de negociación. Pero aquí los que han negociado no son los mejores- asoma Arteaga. Nosotros somos de a pie, caminamos mercados, usamos metro. La gente que es chavista se está preparando para irse y regresar. Se sienten desgastados. Creo que el mismo Maduro se quiere ir. Creo en una transición roja.

-Transición roja?

-Que sea gente del gobierno preparada, conjuntamente con gente de la oposicion, y que quieran sacar al país adelante. Del lado del chavismo hay personas que quieren que el país funcione- argumenta Arteaga.

-Una propuesta unitaria?

-El abstencioista y el defensor de la ruta electoral entendieron que solos ni el Llanero Solitario. El gobierno de Maduro tiene 1,2 millones de votos. Nosotros somos la mayoría. En todos los procesos en que participemos en una unidad perfecta vamos a ganarle al chavismo; en el terreno que sea, donde vayamos en alianza perfecta- manifiesta Arteaga.

Ya están dando los primeros pasos. Con la alianza de unidad metropolitana quieren conquistar la alcaldía metropolitana; hasta la fecha trabajan 16 partidos como AD, MAS, Cambiemos, Prociudadanos, presentarán a la AN de 2020 un documento para que vuelva a ser una alcaldía de verdad y no un bonsái. También se proponen luchar por más municipios en Libertador. Vamos a las alcaldías, a las gobernaciones y nos preparamos para las presidenciales en 2024.

-Pueden derrotar a Maduro?

-Está ccomprobado que sí, que somos mayoría. El tema es que no vamos unidos, y por eso se está trabajando en una alianza perfecta, una sola candidatura en cada municipio, en cada estado- adelanta Ugueto.

-Por qué Maduro entregaría el poder?

-Dentro del mismo Polo Patriótico hay desgaste. Hoy no hay un líder como Chávez, que los agrupaba. Dentro del chavismo hay una implosión- analiza Arteaga.

-Una cosa es perder y otra entregar el poder.

-Ya tendrás a las personas a quienes les compete eso, como la fuerza armada, tomar su parte en la historia- sostiene.

-También se pensaba con Pinochet, que al perder el plebiscito no iba a entregar el poder, y lo tuvo que entregar- precisa Ugueto

-Hay personas en el chavismo preparándose para entregar y luego regresar- confirma Arteaga. El país no aguanta más. El tema es que salgamos de este atolladero. El juego hay que destrancarlo. Dentro del mismo chavismo saben que hay que salir de esta situación.