La tolda naranja manifestó que “mientras no se reactive el aparato productivo y la economía en el país, la banca y la posibilidad de créditos, además de la seguridad jurídica para la inversión de los capitales, no hay mucho que celebrar el Día de los Trabajadores”

María Verdeal, vicepresidenta nacional del Movimiento al Socialismo (MAS), realizó un llamado al Gobierno Nacional a “respetar y reivindicar la lucha de los trabajadores tomando en cuenta los principios laborales y lo que significa la activación de la tripartita”.

Asimismo, manifestó que el respeto laboral es necesario “para poder avanzar y aterrizar en verdaderas decisiones colectivas que hasta ahora Maduro y su gobierno tienen confiscadas de manera unilateral”.

Anuncios laborales

En cuanto a los anuncios manifestados por el Primer Mandatario venezolano, este 1 de mayo acerca de posibilidad de refundar un banco de los trabajadores y la creación de la “diversión y recreación para la clase obrera”, señaló que, “Maduro olvida que la revolución acabó con el Banco de los Trabajadores de Venezuela, así como también con los espacios como el INCRE, Los Caracas o el IPASME e IPASMAR en la zona de Barlovento en el estado Miranda, centros recreacionales que desaparecieron precisamente en manos de su gobierno”.

Exhortó al Gobierno Nacional a reflexionar si pretende generar un giro en material laboral “no continuar con la creación de organizaciones bolivarianas que asumen la representación absoluta de los trabajadores en el país”, también acotó que el Gobierno “continúa haciéndose el sordo y mudo para luego tomar decisiones de forma unilateral que terminan convirtiéndose en sal y agua frente al costo de la cesta básica es simplemente una burla”.

La convención

Verdeal señaló que en la recién culminada Convención extraordinaria de la tolda del puño, realizada en los espacios del Colegio de Ingenieros del 28 al 30 de abril, se discutió con más de 152 delegados de todo el país la política y los temas sociales, en el área económica, laboral, mujeres, jóvenes “y a lo interno del partido, una reforma estatutaria para adecuarnos y modernizar al MAS como un partido robusto que le sirva al país y le dé respuestas como instrumento de cambio a lo que tiene que ver con la vida democrática”.