Este viernes, el diputado electo en 2015 y dirigente de la oposición, Marco Aurelio Quiñones, responsabilizó al gobierno de Nicolás Maduro, de la paralización de la refinería de El Palito, mientras que los venezolanos tienen que hacer largas colas para poder surtir de gasolina sus vehículos.

“Mientras Maduro y su combo de criminales sigan secuestrando el poder, las cosas en este país NO funcionaran más nunca”, aseguró Quiñones en un mensaje divulgado en Twitter.

En ese sentido, afirmó que “esa gente no tienen intención ni capacidad de resolver nada, solo los mueve una ambición desmedida y un resentimiento social que no ocultan”.