El Parlamento es imprescindible y Guaidó “es una realidad”, enfatiza María Verdeal, vicepresidenta nacional del MAS. Hay instancias que aprueban, que tienen el mandato para autorizar, y otros actores que pueden normar y además disponen de los recursos, recordó Feliciano Reyna

Hasta ahora un entendimiento directamente entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó ha sido como que una persona que hable chino intente entenderse con una que habla japonés; es decir, misión imposible. Pero los hechos parecen llevar a un acuerdo entre los bloques que ambos lideran para aliviar las penurias de la población.

Hay un gobierno que para el madurismo es legítimo y para la oposición es ilegítimo, pero que por la vía de los hechos ejerce el poder. Hay un Parlamento y un presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, señalado por Nicolás Maduro como causante de las dificultades que sufre el país, pero que es reconocido como presidente encargado de Venezuela y tiene acceso a recursos.

Un encuentro y un acuerdo entre Maduro y Guaidó parece lejos del mundo de la política. Pero organizaciones no gubernamentales y partidos políticos insisten en que el visto bueno de ambos es el único camino.

Feliciano Reyna, presidente de Acción Solidaria, ni siquiera ve como algo imprescindible el encuentro cara a cara; bastaría con que grupos técnicos, personas que los representen a ambos se puedan coordinar con mecanismos de transparencia y rendición de cuentas.

Hay instancias que aprueban, que tienen el mandato para autorizar, y otros actores que pueden normar y además disponen de los recursos, recordó.

Los ciudadanos están pidiendo respuestas, subraya María Verdeal, vicepresidenta nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Maduro ejerce el poder, está en Miraflores; además hay un montón de sectores que se han manifestado a favor del entendimiento, razona Verdeal. El Parlamento es imprescindible y Guaidó “es una realidad”, enfatiza.

La población necesita acuerdos con elementos mínimos, como la alimentación y las capacidades logísticas para el sector agroproductivo, señala Reyna. El Programa Mundial de Alimentos, por ejemplo, puede aportar gasolina e insumos.

Maduro, dice que quiere hablar con todos los sectores, pero no se ha concretado, critica Verdeal. Hay que pedir auxilios internacionales, que necesitan el aval del ejecutivo y del legislativo y poner a un lado los intereses partidistas. También es perentorio para el ejecutivo actuar y no quedarse solo con la cuarentena, porque el país requiere de otras medidas.