Mientras hay protestas de trabajadores de todas las tendencias y organizaciones por la defensa de derechos económicos, la dirigencia partidista sigue enzarzada en la discusión sobre las primarias y las elecciones presidenciales

Parado en la mitad de la calle, entre el Banco Central de Venezuela y el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, el dirigente de enfermeros Ramón Agüero se preguntaba por qué razón los políticos no los acompañaban en las protestas. Agüero participó en la protesta del sector salud del pasado 2 de junio, en la que los manifestantes exigieron el pago de la bonificación por uniforme y la derogación del instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre), así como denunciaron la designación de inspectores para la salud.

” Cada uno de nosotros tiene su corazón. Somos democráticos, somos demócratas y participamos en partidos políticos. Yo participo en Copei-ODCA, estoy aquí como enfermero y también como representante de un partido político, porque una de las quejas que tenemos los copeyanos, los adecos y todos es que no vemos a los grandes líderes respaldando este tipo de protestas. Esta es una sintonía que nos está faltando a todos “, subrayó Agüero en conversación con contrapunto.com. ” Es falta de ética, moral, respeto “.

-¿Quisiera que estuvieran aquí los líderes?

-Deberían estar. Esto viene de familia. Como ser humano debes estar pendiente de ayudar al prójimo, de darle soporte. Dar un ejemplo para que la gente te siga. Eso es lo correcto. Ver lo que la gente necesita. Aquí hay gente que no se ha desayunado, que el sueldo no le alcanza.

Cada día pasan ” miles de cosas ” pero ” algunos políticos llegan primero a México que a Caracas “. ¿ El resultado ? ” En el Metro a la gente no le importa. Nombras a un político de los que están en la presunta cúspide y a la gente ni le importa; ni los conoce “.

La gente juzga el comportamiento de los líderes opositores. Para 36,4% ” siguen luchando, pero no son capaces de ponerse de acuerdo, y por eso no pueden salir del gobierno “, y para 28,6% ” solo están pendientes de su interés y no del de la mayoría de los venezolanos “, refleja la encuesta más reciente de Delphos.

Esto se traduce en una percepción negativa de la dirigencia o, también, el desconocimiento de quién es quién en el mundo de los partidos. La encuesta revela que las figuras cuya popularidad han mejorado de manera más acentuada son Henrique Capriles (de 19,6% en agosto de 2021 a 25,2% en mayo de 2022) y Manuel Rosales (de 11.6% a 26,4%).

” Yo siento que hoy hace falta que vuelva el ejercicio de la política, y el ejercicio de la política es escuchar a la gente, ir a donde esté el ciudadano: a los barrios, a los hospitales. Hoy hago un llamado de reflexión: que perdamos el miedo y empecemos a hacer política; política de verdad. Que los dirigentes políticos que están en el país vayan hacia la gente; es un llamado para que vengan a las protestas, incluso “, subraya Mauro Zambrano, dirigente del sindicato de hospitales y clínicas.

Según el análisis del politólogo Pablo Quintero, la desilusión y el desencanto continúan, porque el venezolano ha enfrentado choques emocionales por desaciertos de la oposición y promesas incumplidas del chavismo. Para volver a ilusionar a las personas en Venezuela hay que hablar con la verdad, entender los problemas y bajarle dos al populismo, planteó Quintero durante la sesión de Beers&Politics realizada el pasado 2 de junio en el Blue Bar, organizada por la Asociación de Consultores Políticos (Aveconpol).

Las promesas incumplidas decepcionan; el que promete y no cumple sufrirá pérdida de credibilidad, recuerda. Por las decepciones y las presiones lo que el venezolano tiene en mente es disponer de comida y dólares y resolver ” su metro cuadrado de necesidad “.

El chavismo-madurismo no cumplió con el bienestar que ofreció. La oposición tampoco cumplió con su promesa de cambiar el gobierno. La gente, obligada a sortear la carencia de lo básico, se ha concentrado en sobrevivir.

De los errores de los políticos ” podríamos pasar cinco horas hablando”, bromea Laura Castellanos, presidenta de Aveconpol. Uno de ellos es el timming. Otro, que ” se siguen viendo el ombligo “. La gente ” está en otra onda, la gente está harta de la política. Te dice ‘yo quiero surgir, yo quiero emprender, yo quiero ponerle ganas a mi país’ y en vez de decirle ‘te voy a acompañar’, no… Te dicen ‘vamos a elecciones, vamos a buscar un candidato unitario’. Es lo mismo “.

A lo mejor hay nuevas generaciones que quieren surgir y hablar, pero ” la cogollocracia impide que surjan. ¿ Cuántos mártires hemos visto ser sacrificados ? “, se interroga.

Agüero llamó a todos los dirigentes y militantes políticos ” para que se generen cambios, cambios a favor de lo que necesita la gente; del bien común “. Zambrano instó a los políticos ” a que vayan a las protestas porque hace falta una gran unión nacional, en este momento, para hacer una escalada que no permita abusos; no para tumbar a nadie, sino para no permitir abusos “.