Jubilados y pensionados manifestaron en Parque Carabobo y en Plaza Caracas para reclamar pensiones acordes con el costo de la canasta básica. Organizaciones sociales acudieron al MP para exigir que se reabra el caso del asesinato del cacique yukpa Sabino Romero. Trabajadores universitarios y jubilados de la Gobernación del Distrito Capital unieron sus reclamos en la esquina de Pajaritos y allí el diputado chavista Pedro Infante escuchó denuncias en todos los tonos

Jubilados y pensionados, trabajadores activos de varios sectores y dirigentes gremiales, organizaciones sociales y pueblos indígenas. Todos protestaron en Caracas este martes 26 de abril, a varios kilómetros de distancia del sitio donde se celebra la reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En Parque Carabobo, un sector de jubilados y pensionados exigió pensiones acordes con el costo de la canasta básica. Luis Cano, presidente del frente en defensa de los jubilados y pensionados, planteó que, como mínimo, esperan recibir 200 dólares a partir de este 1 de mayo. El nuevo aumento “el gobierno lo dio con mucha algarabía, pero eso no nos alcanza para nada”, subrayó Cano. “Le pedimos al pueblo venezolano que no nos deje solos, que no nos abandone”.

Carlos Julio Rivero, vicepresidente de la asociación de jubilados del IVSS, demandó respuestas de las instituciones.

A menos de una cuadra, en la acera próxima a la avenida Universidad, organizaciones sociales solicitaron al Ministerio Público que se reabran las investigaciones por el asesinato del cacique yukpa Sabino Romero. Como lo planteó Fidel Acosta, no basta con la sanción a los autores materiales; esperan que los autores intelectuales (acusan a ganaderos) sean también investigados.

“Estamos aquí nueve años después del vil sicariaro de Sabino Romero Izarra. Estamos exigiendo que los ganaderos que pagaron para matar al cacique Sabino Romero paguen cárcel, porque aquí no puede haber intocables”.

“Los autores materiales fueron encarcelados en un juicio del que dudamos algunas cosas, al autor material Manguera le dieron 30 años. Queremos saber si Manguera está en la cárcel” y también “queremos que los ganaderos paguen. ¿Dónde están los ganaderos? ¿la justicia es nada más para el güevón, para el más pobre?”. Lo que corresponde, enfatizó, es que se reabra el caso.

En la esquina de Pajaritos, en la sede administrativa de la Asamblea Nacional (AN), se unieron trabajadores universitarios y jubilados del Gobierno del Distrito Capital (GDC) para plantear mejoras salariales y denunciar que deben pagar todo en los centros asistenciales públicos del país.

Esta protesta tuvo un protagonista inesperado: el diputado chavista Pedro Infante, quien bajó a escuchar los reclamos. “Vengo a darles la cara. ¿Ustedes se acercaron aquí a Pajaritos para que los atendiera algún diputado. ¿Correcto?”, subrayó.

“Para ustedes todo está perfecto. La salud está perfecta. Señores, nosotros entregamos los mejores años de nuestras vidas, y ahora nos tratan como animales. Ni siquiera un omeprazol”, reclamó Berta Méndez, jubilada del GDC, quien informó que se debe operar de cálculos en la vesícula biliar.

Infante se comprometió a reunirse con el actual jefe de Gobierno del Distrito Capital, Nahum Fernández, para evaluar las acciones en pro de los trabajadores activos y jubilados. “De verdad que sean las soluciones”, enfatizaron los manifestantes.

La coordinadora de jubilados y pensionados se presentó en las puertas del Ministerio del Trabajo, en Plaza Caracas, para exigir una respuesta a la comunicación entregada el pasado 9 de marzo en la sede del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). Edgar Silva, integrante de la coordinadora de jubilados y pensionados, reiteró que si no les dan respuesta a sus planteamientos acudirán al Palacio de Miraflores.