Unos la ubican en lo sagrado, otros en lo profano pero siempre tendrá que ser vista como marcadora de la historia reciente del país

Pocos de los que asistieron a aquella ceremonia en la Academia Militar, hace 45 años, pensaron que esta sería una promoción que tendría un rol protagónico en la historia de la Venezuela del siglo XXI.

Sí. La promoción en la que se graduaban 75 alférez tenían en el número 8 a Hugo Rafael Chávez Frías, quien en 1992 fue el protagonista, junto a otros militares insurrectos, de la rebelión militar que no pudo sacar del poder a Carlos Andrés Pérez, en su segundo mandato.

De esta promoción, salieron una serie de militares que acompañaron al teniente coronel en su decisión de tomar el poder, pero además, luego de 10 años del intento de Golpe de Estado, se integraron en algunas acciones de Gobierno.

No faltaron los desacuerdos y algunos se alejaron de Chávez, incluso pasaron a colocarse en la acera de enfrente para cuestionarle.

De esta promoción salieron ministros, altos funcionarios de Pdvsa, gobernadores, presidentes de las empresas básicas, alcaldes, jefes del Cufan y administradores del Ipfa.

Aquí parte de los compañeros de promoción de Chávez, que lo acompañaron en algunas acciones de Gobierno y otros que luego lo adversarían en el campo político: Jesús Urdaneta Hernández, Yoel Acosta Chirinos, Felipe Acosta Carles, Francisco Rangel Gómez, Cipriano Martínez Morales, Melvin López Hidalgo, Gustavo Pérez Issa, Benito Verde Graterol, Jorge Luis García Carneiro, Raúl Salmerón, Arévalo Méndez.