Alertan que los Bancos de Sangre no pueden garantizar “sangre segura, motivado a la reducción de los laboratorios de bioanálisis, que limitan el acceso universal a las transfusiones de sangre y hemocomponentes seguros, debido a la escasez de reactivos

La Federación de Colegios de Bioanalistas denunció nuevamente a través de un comunicado que los servicios de laboratorio del sistema público de salud a nivel nacional tienen “89,7 % de inoperatividad”, y la falta de dotación de insumos y materiales obliga a los ciudadanos a tener que llevar el kit de extracción para muestras biológicas, porque de otra manera no pueden ser atendidos.

Los bioanalistas exigen “un plan de recuperación integral de los laboratorios a nivel nacional y de las redes de servicios de salud públicas, que garantice la salud, como parte de la vida, como lo establecen los artículos 83 84 y 85 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

En el comunicado se manifestó que “es lamentable que la población venezolana tiene que acudir a los laboratorios privados, cuando buscan solucionar en las redes de salud pública su situación de salud, por ejemplo en el caso de paciente con COVID-19, en hospitalización el médico tratante requiere para evaluar el desarrollo de la enfermedad. El 90% de los venezolanos no poseemos ni seguros públicos menos privados”.

A continuación el contenido del comunicado

COMUNICADO ANTE EL AUMENTO DE CASOS DE LA COVID 19 Y LAS LIMITADAS CAPACIDADES  DIAGNÓSTICAS EN BIOANÁLISIS 29 DE JULIO DE 2022

El Gremio de Bioanalistas ante la llegada inesperada de la Pandemia mundial, luego de dos años y cuatro meses de asumir el desafío de un virus desconocido SARS-COV-2, con REDES DE SERVICIOS DE SALUD PÚBLICA, fragmentados, desintegrados, desmantelados y colapsados, en el marco de una gestión sanitaria que no ha cumplido con el mandato constitucional de crear un Sistema Público Nacional de Salud, SPNS, sustituyendo éste por una Red Paralela denominada Misión Barrio Adentro; situación está que aunada a las ineficientes políticas sanitarias adoptadas por el gobierno nacional, que han privilegiado criterios distintos a los de naturaleza científicotécnicos, tanto en materia de diagnóstico, tratamiento y de vacunación, desatendiendo las propuestas de los profesionales de Bioanálisis, como parte del personal sanitario de nuestro país, en el marco de la emergencia humanitaria compleja en que nos encontramos.

Nuevamente, exigimos un” PLAN DE RECUPERACIÓN INTEGRAL DE LOS LABORATORIOS A NIVEL NACIONAL”, dentro de las garantías al derecho a la salud como parte al derecho a la vida por parte del Estado, en respuesta al deterioro de los servicios de Laboratorio de Bioanálisis, tanto de los establecimientos de las Redes de salud pública como de los pertenecientes a la Red de Laboratorios de Salud Pública; así como de los Bancos de Sangre.

Del monitoreo que realizan nuestros agremiados que trabajan en los establecimientos públicos de salud, revelan que los servicios de laboratorio a nivel nacional se encuentra en un 89,7 % de inoperatividad, donde las capacidades diagnósticas están limitadas, por falta de dotación de insumos y materiales de manera adecuada, oportuna, suficiente, continua y de calidad, hasta el punto que, el ciudadano, continúa  llevando consigo  kit de extracción para  muestras biológicas para poder ser atendido en el servicio, ya que los laboratorios no tiene disponibilidad ni accesibilidad, es decir, que ni siquiera cuenta con los diferentes tipos de tubos para extracción de muestra biológicas, para las distintas pruebas solicitadas, incluyendo inyectadora, algodón, alcohol, muchos menos con los reactivos para realizar las pruebas diagnósticas solicitadas por el médico tratante, y se ven obligado a la búsqueda de solución  en los laboratorios privados.

En este nuevo repunte de casos de la COVID-19 la Red de Laboratorio de salud pública, se evidencia que mantenemos las limitadas capacidades diagnósticas para dar respuesta a la identificación del virus SARS- CoV- 2, a fin de poder conocer el desarrollo y estimación del comportamiento de la enfermedad y generar políticas de contención y mitigación adecuada, que crearan la confianza necesaria en la población. Asimismo, el curso de otras enfermedades desde el punto de vista de la vigilancia epidemiológica, con la aparición de enfermedades emergentes y reemergentes.

En cuanto a los Bancos de Sangre, continuamos sin poder garantizar sangre segura, motivado a la reducción de los Laboratorios de Bioanálisis, que limitan el acceso universal a las transfusiones de sangre y hemocomponentes seguros, debido a la escasez de reactivos y otros insumos utilizados en el proceso de tratamiento de la sangre donada, lo cual contribuye, aún más, a la sistemática violación de los derechos humanos, y muy especialmente del derecho a la salud, de quienes vivimos en el territorio nacional y que se ha venido denunciando, desde amplios sectores de la sociedad venezolana, como una emergencia humanitaria compleja.

ANTE EL AUMENTO DE CASOS DE LA COVID-19 Y LAS LIMITADAS CAPACIDADES  DIAGNÓSTICAS EN BIOANÁLISIS 29 DE JULIO DE 2022

Otro aspecto importante es el personal sanitario, que sin ello los establecimientos asistenciales serian cascarones vacíos, el déficit  de profesionales del Bioanálisis, causado por las malas  condiciones de higiene, seguridad y medio ambiente de trabajo, aunado a los sueldos que no cumple con lo establecido en el artículo 91, constitucional, y vulneración de la progresividad de los beneficios obtenidos en las convenciones colectivas, aunado, a la falta de insumos y materiales para realizar las buenas prácticas profesionales, y las presiones que ejerce la autoridades tales como la intimidación, acoso, y criminalización de la protesta cuando se exigen condiciones para el ejercicio profesional,  han producido una renuncia significativa de Bioanalistas, aunado a las políticas actual de jubilaciones forzadas, obligando al profesional  a la búsqueda de otras actividades, para poder cubrir sus necesidades básicas para sí, y para su familia.  Situación que nos compromete y obliga a exigir políticas laborales dirigida a la recuperación de los sueldos y salarios, apegados a la CRBV, las Leyes y tratados internacionales, que sea sostenible con presupuesto y financiamiento sustentable en el tiempo, es decir, recuperación de los puestos de trabajo, y la confianza.

Es importante recordar que la mayoría de la población venezolana depende de los servicios públicos de salud y que en 1987 se aprobó la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Salud, que fue derogada por la Constitución aprobada de 1999, al acordar la creación de un Sistema Público Nacional de Salud, que aún sigue sin haber sido creado. Además, debemos visibilizar que más del 90% de la población venezolana no tiene seguros médicos: público y privado, ni tampoco tiene recursos económicos para cubrir gastos de enfermedad de manera privada.

Estos escenarios, se ha mantenido ante de la llegada de la pandemia de la COVID-19, durante la misma, y lo que va de este año 2022, a pesar de las gestiones como Gremio de Bioanalistas, en la búsqueda de respuesta y soluciones para que el Sistema Nacional Público de Salud, cumpla y garantice lo establecido en los artículos 83, 84, 85 y 86 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y demás derechos constitucionales tales como: Sueldos justos; condiciones de seguridad; higiene y medio ambiente de trabajo; bioseguridad; discusión de las Convenciones Colectivas de Trabajo; progresividad de los beneficios contractuales; jubilaciones y pensiones dignas;  Indexación de las prestaciones sociales y libertades gremiales. 

Ratificamos, nuestra responsabilidad, compromiso y solidaridad ante la Emergencia Humanitaria Compleja del país, para continuar brindando los conocimientos científicos y tecnológicos obtenidos en los años de formación profesional, así como también, actuar como organismos consultivos del Ejecutivo Nacional y demás entidades, en los problemas relacionados con el Bioanálisis, de acuerdo a la Ley de Ejercicio de Bioanálisis.

“Los derechos fundamentales no prescriben”

POR EL COMITÉ EJECUTIVO      

MSC. Judith Leon

LCDA. Yadira Rosales