En rueda de prensa digital señaló que seguirán escalando la presión ya que “Maduro no tiene el control interno del país”

Juan Guaidó, aseguró que existe un trabajo articulado con los aliados internacional en función de aumentar la presión contra Nicolás Maduro, para construir la posibilidad de ir hacia un Gobierno de Emergencia.

En la rueda de prensa digital realizada este jueves 2 de abril, se le consultó sobre la posibilidad de que las acciones que desarrolla el Gobierno de los Estados Unidos en el Caribe para presionar a Venezuela fueron acordadas con él, Guaidó respondió: “Hay una articulación con Estados Unidos y todos nuestros aliados. La idea es escalar la presión contra la dictadura”.

Indicó que “Maduro decidirá su final, con certeza habrá un final y un nuevo comienzo para Venezuela. Paradójicamente él (Maduro) decidirá cómo salir”.

Respecto al cómo se haría la distribución de la ayuda humanitaria si Maduro mantiene el control del país, el dirigente fue enfático: “Maduro no controla nada. En un país con hiperinflación, con el 83% de la población sin acceso al agua, con la FAES secuestrando gente y colectivos matando, lo único que Maduro controla es el desastre”.

Más adelante indicó que “no podemos esperar la buena voluntad de un dictador”, di quien aseguró que Maduro “está derrotado política, social, económica e internacionalmente”.

Puso en duda la veracidad de las cifras oficiales y denunció que la pandemia en Venezuela está siendo usada como “excusa para ejecutar secuestros políticos”.

Más adelante indicó, que la ayuda económica que se plantea conseguir con los entes multilaterales debe ser mucho mayor a los 20 millones que “ya fueron aprobados”.

“La ayuda económica no es una cifra… son vidas que se deben salvar con los insumos que se necesitan para atender la pandemia del coronavirus”, indicó Guaidó.