El dirigente del chavismo afirma en el documento que bajo el denominado “gobierno interino”, la oposición de Venezuela tendría la intención de “robar y saquear al país”, con una presunta estrategia diseñada desde el extranjero

Este viernes, el jefe de la delegación del gobierno de Nicolás Maduro, ante la Mesa de Negociación en México con la Plataforma Unitaria de Venezuela, Jorge Rodríguez aseguró que la oposición quiere “sabotear, condicionar y evadir” el Memorando de Entendimiento, firmado en el primer encuentro entre ambas partes. 

Según el comunicado de la delegación del gobierno de Maduro, esta declaración ocurre porque “con sorpresa y vergüenza el país ha asistido durante las ultimas horas a un conjuntos de graves hechos y peligrosas declaraciones públicas que evidencian la naturaleza criminal”. 

En ese sentido, el dirigente del chavismo afirma en el documento que bajo el denominado “gobierno interino”, la oposición de Venezuela tendría la intención de “robar y saquear al país”, con una presunta estrategia diseñada desde el extranjero. 

Esto ocurre luego de que esta semana el líder opositor, Juan Guaidó, se refiriera  al caso de la empresa Monómeros Colombo-Venezolanos S.A, que se encuentra en disputa con la administración de Maduro sobre su potestad al igual que la empresa Citgo, diciendo que la petroquímica será de los venezolanos. 

“La empresa Monómeros está protegida. Estamos haciendo todos los esfuerzos para proteger los activos de los venezolanos”, aseguró. 

En ese sentido, el comunicado de este viernes afirma que esta declaración por parte del dirigente es “vergonzosa y antinacional”, siendo también mencionados los partidos Voluntad Popular y Primero justicia que “revelan una feroz pugna de grupos e internes” por el control de Monómeros y la empresa Pequiven.

“Estos gravísimos hechos revelan no solo la conducta irresponsable de factores de la oposición sentados en la Ciudad de México, sino la amenaza real que cierne sobre el patrimonio, recursos y activos de Venezuela”, detalla el documento. 

Además eso, alertó a países que son garantes de este proceso de diálogo, así como a los mediadores del Reino de Noruega que se pudiera producir un quiebre de las conversaciones y de los acuerdos parciales.