Carvajal fue jefe de la Contrainteligencia Militar de Venezuela en los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro y está acusado en EEUU de narcotráfico, blanqueo de capitales y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)

Este viernes, el dirigente de la oposición y diputado electo en 2015, Ismael García, consideró que tras la captura en Madrid del exjefe de inteligencia Hugo “El Pollo” Carvajal, éste terminará siendo el gran colaborador con el que cuenten la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) para desmantelar los carteles de narcotráfico que operan en Venezuela.

“Esta ha sido una lucha dura y difícil que hemos llevado adelante durante mucho tiempo, y hoy se están viendo los resultados finales de un expediente criminal, que no se denunció en las redes sociales, sino que esto es el trabajo de años, dónde he asumido los riesgos personales y políticos que eso implica”, enfatizó García.

En ese sentido, el dirigente dijo no tener nada personal en contra de Carvajal, sino que “se trata de desmantelar una red criminal que ha operado con el beneplácito de los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro”.

Foto: Hugocarvajal.com

“La DEA actúa con contundencia en delitos de narcotráfico y terrorismo, y estoy convencido de que el cartel de Los Soles va a caer en pleno”, acotó.

Hugo Armando Carvajal Barrios, exgeneral de Venezuela detenido en Madrid y considerado el fugitivo más buscado de EEUU por tráfico de drogas, se habría sometido a cirugía estética y durante los casi dos años de fuga vivió que encerrado en domicilios que cambiaba cada tres meses.

La Policía española, que detuvo ayer en Madrid al ex militar, conocido como “Pollo” Carvajal, dio este viernes más detalles del arresto.

Carvajal fue jefe de la Contrainteligencia Militar de Venezuela en los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro y está acusado en EEUU de narcotráfico, blanqueo de capitales y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para introducir drogas en territorio estadounidense.

Se trata de la segunda vez que Carvajal es detenido en España, ya que en abril de 2019 fue arrestado en Madrid tras entrar en el país con pasaporte falso, pero la Audiencia Nacional denegó su extradición al entender que EEUU lo reclamaba por “una motivación política”, por lo que fue puesto en libertad.

Meses después, en noviembre de ese año, el pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia acordó finalmente su extradición, pero ya había desaparecido.

El arrestado reconoció que había permanecido en España desde su fuga y que cambiaba cada tres meses de escondite, utilizando domicilios diferentes, donde vivía enclaustrado, atemorizado por la difusión pública de su imagen.

Además, se habría sometido a varias operaciones de cirugía estética para modificar su apariencia y estaría usando todo tipo de elementos de disfraz para facilitar su ocultación, como bigotes, barba y pelucas postizas para aparecer en los pasaportes falsos que tenía.