El exgobernador insistió en que se “deben dejar sin efectos las sanciones y otras medidas coercitivas que se han traducido en perjuicio para la economía y por ende para la población venezolana”

“Vemos con beneplácito que se haya abierto un espacio de conversación entre los gobiernos de los Estados Unidos y de Venezuela, para atender intereses estratégicos de ambos países en materia energética”, aseveró Henri Falcón, presidente del partido Avanzada Progresista (AP).

Falcón, declaró su apoyo a todas las iniciativas destinadas a promover el diálogo, los entendimientos y los acuerdos, dentro y fuera del país, que contribuyan a satisfacer las necesidades de las amplias mayorías.

“Saludamos los primeros pasos que se han dado para una futura normalización de relaciones económicas, consulares y diplomáticas entre ambas naciones, sobre la base del respeto a la soberanía y la autodeterminación”, dijo Falcón.

Votos por el diálogo

Asimismo, el Presidente de AP esgrimió que el reinicio del diálogo político en Venezuela es una buena noticia, “esa ha sido nuestra posición desde siempre, porque por la vía de la confrontación irracional lo único que se ha logrado es el agravamiento de la problemática social del país”.

Para finalizar, Falcón invitó ha que “todos los actores políticos del país, deben actuar con la mirada puesta en los temas que interesan a la población, y que depongamos cualquier actitud mezquina o prepotente que obstruya el camino a la construcción de los grandes consensos que reclama Venezuela”.