“Celebramos que se adelanten negociaciones para destrabar el tema económico venezolano. Los venezolanos no merecemos continuar bajo las medidas que tanto han agravado la crisis nacional”, manifestó la dirigente política

Griselda Reyes, activista social y política, sentenció que la flexibilización de sanciones que empieza a desarrollarse hacia Venezuela, por parte de los Estados Unidos, comienza a dejar sin excusas a los responsables de la atroz crisis que agobia a los venezolanos.

Sobre este tema, la activista política “hace votos para que las sanciones generales que pesan sobre el país sean suspendidas, para que además se reactive el tema petrolero y los negocios de diversas índoles que permitan dar mayor estabilidad a la precaria economía nacional”.

“El dinero que ingrese al país no puede volver a perderse en la corrupción que ha reinado durante los 22 años del modelo socialista”, subrayó.

Manejo de los recursos

La empresaria dejó claro que “estos fondos deben dirigirse a programas sociales de salud, educación y seguridad”, también hizo mención a la “importancia de acompañar esto con políticas económicas serias que no deriven en más inflación”.

“Miraflores debe asumir con responsabilidad la crisis y dar soluciones reales a nuestras madres que pasan hambre, a nuestros niños que hoy no pueden educarse, a los enfermos que se mueren de mengua, a nuestros abuelos con pensiones de hambre”, puntualizó.

Desde su punto de vista, Reyes hizo un llamado a la dirigencia opositora de “alinearse de cara al 2024, haciendo especial énfasis que el tema económico puede fortalecer a Maduro en la campaña para su reelección. Dejó claro que frente a un Gobierno con dinero y la alternativa democrática dividida no habrá oportunidad alguna de cambiar el destino de Venezuela”.