El dirigente consideró que el gobierno de Nicolás Maduro “le tiene miedo al liderazgo de VP” y ratificó que seguirá visitando cada comunidad y cada barrio de Caracas para promocionar el “Acuerdo de Salvación Nacional”

Este jueves, el diputado de la Asamblea Nacional elegida en 2015, Gilber Caro, negó que el partido Voluntad Popular (VP) financie las bandas delictivas que operan en la Cota 905, donde se han producido constantes enfrentamientos entre delincuentes y funcionarios de los órganos de seguridad.

“He visitado La Vega, así como he visitado a todo el país, pero solo dedicado a las políticas de nuestra organización”, dijo desde la sede de VP.

En ese sentido, calificó como “vulgares” las acusaciones de Carreño, y aclaró que tiene “años” sin ir a La Vega.

“Luego de unas vulgares acusaciones y digo vulgares porque no tienen fundamento en lo que nosotros en Voluntad Popular somos, quiero hacer memoria en cuanto a mi vida política y la vida política de esta organización”.

Además de eso, consideró que el gobierno de Nicolás Maduro “le tiene miedo al liderazgo de VP” y ratificó que seguirá visitando cada comunidad y cada barrio de Caracas para promocionar el “Acuerdo de Salvación Nacional”.

Esto ocurre luego de que el pasado martes Jorge Rodríguez, asegurará que en los próximos días presentarán pruebas dónde evidencian los vínculos de dirigentes de Voluntad Popular con las bandas delincuenciales que operan en La Vega, en Caracas.

“Son pagadas con dólares y los próximos días vamos a mostrar las pruebas. Es deleznable que se utiliza una situación tan compleja y grave para buscar algún tipo de prevención político-electoral”, señalo Rodríguez.

El máximo representante del Poder Legislativo agregó que van a iniciar las investigaciones, porque no hay hechos casuales con miras al proceso electoral del venidero 21 de noviembre.

Rodríguez indicó que se trata del sector liderado por el prófugo de la justicia, protegido por el Gobierno de España, Leopoldo López, y el líder opositor Juan Guaidó.