Los familiares de Aryenis Torrealba y Alfredo Chirinos se activaron para exigir que se cumplan los procesos legales que han sido violados en este caso

Los gerentes de Pdvsa cumplen 90 días recluidos en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y organizaciones del chavismo de base denuncian las irregularidades en su proceso y las torturas a las que han sido sometidos.

Insisten en desmentir las versiones de altos funcionarios quienes indican que los trabajadores “confesaron su culpabilidad”.

Los familiares de los gerentes de Pdvsa denuncian que fueron sometidos a torturas, además de que no han sido interrogados y solo los han presionados a confesar su culpabilidad a lo que se han negado “rotundamente”.

“Al llegar a la DGCIM, Alfredo Chirinos fue golpeado durante 48 horas hasta que se desmayó. No le hicieron ningún interrogatorio, sólo le decían que se declarara culpable, y lo presionaban mostrándole una falsa visa estadounidense como prueba incriminatoria… Es decir, que si se expone su supuesta visa norteamericana como prueba incriminatoria, es un total y absoluto montaje porque Alfredo ni pasaporte ha tenido para poder tramitar una visa gringa, y lo más importante, nunca ha tenido interés de pisar suelo estadounidense… Aryenis fue incomunicada, encerrada en un cuarto con solo una silla durante 4 días, con un suministro irregular de agua y comida, nadie la interrogó”, indica un documento que publicaron en el blog del Comité de Solidaridad por la Libertad de Aryenis y Alfredo.