“Nosotros hacemos otro tipo de reporte”, afirman

Cuando una unidad del Sebin se presentó el pasado jueves 10 de febrero en la sede de la Cantv, en la avenida Libertador, las personas que rechazaban las fallas en el servicio de telefonía y de internet se miraron las caras; lo mismo hicieron los reporteros que cubrían la noticia.

Los funcionarios se acercaron a los manifestantes que portaban la pancarta que rezaba “Juntos por una mejor telefonía”. No solo preguntaron los nombres de los organizadores; también les pidieron su número telefónico, tomaron fotos, grabaron videos. Lo mismo sucedió una hora después a las puertas del TSJ, donde integrantes del Movimiento por el Revocatorio (Mover) acudieron para solicitar que el tribunal restituya el derecho a revocar al mandatario nacional.

Esta semana, durante otra protesta, representantes del Sebin cumplieron con la misma rutina: preguntar quién organiza y por qué protestan; captar fotos y grabar videos.

-¿Ustedes son reporteros?- los inquirieron.

-Nosotros hacemos otro tipo de reporte- respondió uno de los funcionarios. Esta información la enviamos a la Presidencia de la República.

-¿Tú tienes agua? ¿Tienes teléfono? ¿Tienes gas?- le preguntaron los manifestantes, molestos.

Vestido de negro y con el rostro cubierto por un tapabocas, respondió un “no” con un movimiento de cabeza. “Yo vivo en Venezuela. Sufro lo mismo que ustedes. La diferencia es que yo no protesto”, replicó.

En otros momentos del país -movilizaciones antigubernamentales en 2017- el Sebin y la Dgcim han estado en las protestas para reprimir y detener. Hoy “reportean” en la calle para pulsar el descontento con la gestión de Maduro.